LA MAESTRA QUE NO APRENDIÓ A SERVIR SI NO A TRANZAR

Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

A 23 días de la contienda electoral 2018 donde la candidata del PRI, que pretendió reelegirse por tercera vez, MAGDALENA PERAZA GUERRA, sufrió una aplastante derrota por su adversario del PAN CHUCHO NADER, es tiempo que la alcaldesa no reconoce los resultados del órgano electoral, en su ego exacerbado no acepta que 56 mil 637 votos, la están sepultando en el calabozo de los apestados, la diferencia son casi 10 mil votos, ya que ella obtuvo 47 mil 458 votos, al parecer la maestra ya no sabe contar.

La actitud prepotente y tirana de PERAZA GUERRA es muy conocida en Tampico, porque quienes han sufrido esa bajeza son los propios regidores, y los ciudadanos que han sido reprimidos por no pensar como ella, la maestra en todo este tiempo no aprendió a conducirse con humildad, se le olvido que servir al pueblo es un honor, y todo lo contrario utilizo el poder para pisotear a los ciudadanos, abusando de la autoridad agredió a indefensos tampiqueños, sin embargo su soberbia no le permite voltear hacia atrás, y la voz de los ofendidos ya se manifestó el 1 de Julio, “porque siembra viento, y cosecharas tempestades”.

Ahora MAGDALENA PERAZA argumenta que “quería una contienda limpia” señala que hubo “coacción del voto” tan pronto se le olvido en que partido milito por muchos años, además afirma que no reconoce su derrota porque “vimos una campaña plagada de irregularidades y una entrega de apoyos impresionante, pero además un gasto excesivo en la campaña”, ahora resulta que ella es honesta y sin morderse la lengua apunto “de ahí que presentáramos la impugnación”, “esperaremos el fallo del tribunal electoral aquí en Tamaulipas, y si no nos es favorable pues iremos a la instancia federal”, ahora desconoce la institución que le dio el triunfo en el 2016, al decir que no confía en el órgano electoral.

La alcaldesa cavo su tumba desde su primera administración, al manipular al cabildo a su antojo, y entregando las direcciones a sus cómplices, donde han amasado recursos del presupuesto sin rendir cuentas, encubre el saqueo de los diversos departamentos, y ha violentado el derecho a la información de los ciudadanos, destinando cantidades millonarias para promoverse como buena samaritana, sin embargo los tampiqueños la repudian por falsa y traidora, la maestra en corrupción no aprendió servir pero si a tranzar, por eso el pueblo esta ofendido y cansado de la tiranía.
Pero la tormenta apenas viene para MAGDALENA la traidora, porque su egolatría no la deja reconocer su derrota, que a la opinión de los tampiqueños está haciendo el ridículo, con la impugnación de la elección, se subió a un ladrillo y perdió la cordura, hace 6 años abandonó al PRI por negarle su mayor ambición, se fue al PAN solo para utilizar la bandera azul como papel de baño, antes de terminar su gobierno traiciono al PAN, y en el 2016 otra vez regreso al PRI, cuando ya la mayoría de los priistas la repudiaban por traidora, después de la contienda electoral, la PERAZA no acudió a recibir la constancia del fraude, porque una manifestación de varios días se lo impidió.

MAGDALENA PERAZA fue denunciada por un escandaloso fraude electoral, coacción y compra de votos, robo de urnas, clonación de actas, y acarreo en taxis, en el IETAM centenares de ciudadanos inconformes del PAN, y asi mantuvieron un cerco por varios días, la elección del 5 de Junio, quedo registrada como un robo a la voluntad del pueblo, y posteriormente cuando la traidora recibió la constancia se vomito encima de los priistas al declarar “fue por esa razón que yo gane esta elección, no solamente al PAN, si no a muchos del PRI que no quieran que yo ganara.”

Traidora y sin valores arremetió contra los priistas, y ahora que el PRI la abandero otra vez ya no se acordaba, que sus traiciones derrocaron al PRI, ahora los priistas le cobraron la factura, ese es el trago amargo que la PERAZA no soportara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here