La Parafernalia de Seguridad es una Farsa en Tampico

Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

La seguridad se ha convertido en un derecho inalcanzable para los ciudadanos de Tampico, toda vez que el estado no garantiza que no suframos un asalto o agresión de cualquier índole, inclusive en el propio domicilio, la semana pasada se instaló una torre de vigilancia de la PEA, en la plaza de armas de Tampico pero solo fue por un dia, mientras realizaban un simulacro de seguridad, integrantes de la ARCIM manifestaron que eso no es suficiente, vigilar desde una torre es infructuoso, que se necesitan recorridos de la policía a pie ¿entonces para qué sirve el c4 cuál es el resultado de las cámaras costosas de la zona centro?

La policía estatal y su parafernalia es una farsa donde quiera que se presente, los días pasados instalaron las cámaras por unas 3 horas frente al palacio municipal, solo para que los medios de comunicación tomaran las fotografías, una obra de teatro que ya es conocida por los ciudadanos, porque en realidad Tampico está azotado por la delincuencia, los robos en la zona centro, asaltos en bancos, gasolineras, en zonas residenciales, y asesinatos en toda la ciudad, ni la PEA, ni el ejército ni la marina y menos la gendarmería nacional, han disminuido la ola de atracos que tienen azorada a la ciudad.

Pero cada vez que sucede un asesinato o asalto espectacular en algún banco, la alcaldesa MAGDALENA PERAZA GUERRA sale a dar declaraciones como si fuera la experta en seguridad, y afirma que tiene reuniones con las fuerzas de seguridad y empresarios, pero la delincuencia no ha mermado, pero si se ha apoderado de la zona sur desde hace una década, lo más vergonzoso es que la alcaldesa cada vez que habla, se apunta como la heroína pero sin resultados, la ineficiencia de la policía estatal y gendarmería es evidente desde que llegaron, ya que no cuentan con una estrategia de seguridad.

En 2015 estuvo como delegado el general JOSÉ MARINES JUÁREZ en un principio se enfrentó a la delincuencia, pero los robos y asaltos no disminuyeron, los empresarios y las colonias sufrieron atracos en plena luz del día, posteriormente la delincuencia lo rebasó y argumento que ya no dormía, porque estaba cuidando a Tampico pero en sus narices ocurrían los asaltos a negocios, y el entonces alcalde GUSTAVO TORRES SALINAS prometía seguridad a los tampiqueños, pero todo fue una burla y terminaron destituyendo al general MARINES aquel valiente con las mujeres.

El 2 de septiembre de 2014 llegan 300 elementos de la gendarmería nacional a Tampico, el alcalde los anunció como si fueran los exterminadores, pero esta policía federal mal llamada de proximidad, no han dado resultados en favor de los ciudadanos, porque no se bajan de las patrullas, los comerciantes los calificaron de “carnaval de la gendarmería”, desde que arribaron al puerto han decepcionado a la población, posteriormente llegaron otros 300 elementos de la gendarmería a Tampico el 3 de febrero de 2015, porque los anteriores se retiraron a otra zona, el combate a la delincuencia ha sido inútil, después Miguel Ángel Vidal González comandante del 120 agrupamiento de la gendarmería nacional, estuvo en la zona sur, y realizaba patrullajes a bordo de 28 unidades, pero la historia es la misma.

El 15 de diciembre de 2015 según reforzaron la seguridad en Tampico, pusieron en marcha un operativo de esos donde el alcalde en turno da el banderazo, y desfilan todas las patrullas militares, gendarmería y policía estatal, pero los asaltos y agresiones estuvieron a lo largo y ancho de la ciudad, y el grito desesperado es que la policía no contestaba los llamados de emergencia, y el argumento de los elementos es que no contaban con patrullas, está claro que ni los 400 elementos han logrado someter a los delincuentes.

El 14 de diciembre de 2016 llegó a Tampico ALEJANDRO BEAVEN MAGAÑA como delegado de seguridad, un ingeniero en ciencias navales pero inepto en cuestiones de seguridad pública, su papel fue el de un payaso sin maquillaje, que le gustaba posar para todas las cámaras, su ineficiencia la justificó en que no tenía patrullas, mientras la delincuencia operaba en todas horas del dia, y cuando le dotaron de algunas unidades, ALEJANDRO BEAVEN y sus elementos las chocaron por andar de parranda por las noches.

En septiembre de 2017 ocurrió el asesinato de una señora y resultaron heridos su esposo y su hija en la colonia Tamaulipas, entonces MAGDALENA PERAZA salió a lamentar el caso, y el cuento de siempre que iban a reforzar la seguridad, y montaron una guardia por 2 días, esta tragedia se perdió en el tiempo igual que en los robos y asaltos nadie fue detenido, entrando el año 2018 el 5 de marzo asaltaron 4 gasolineras en Tampico, posteriormente se incrementaron los robos en zonas residenciales, donde los ladrones agreden a los residentes, y la policía estatal y gendarmería son inútiles para este trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here