*** Obedece a intereses ajenos a Acción Nacional
*** Además, despilfarra recursos en publicitar su imagen

Por: Isaac MOLINA ZAPATA

TAMPICO, TAM.– Por un lado se autonombra el mejor alcalde de la entidad y se da golpes de pecho, de que es una persona honesta y transparente; pero oculta su verdadero rostro, el de la ambición, la traición, la demagogia. Pero no le importó utilizar recursos del erario del municipio que encabeza para impulsar a su esbirro Agustín Chapa, aunque grite a los cuatro vientos que todo el recurso lo utiliza en obras para la ciudadanía.
Además, presume un informe “austero” cuando ya se gastó millones de pesos en medios de comunicación de todo el estado, por lo que lo de la austeridad es sólo una falacia que sólo le creen quienes -salvo honrosas excepciones- como él, buscan engañar a la opinión pública. ¿Sabía usted que este alcalde compró espacios de publicidad hasta en anuncios de Google?
Sí, se trata de Carlos Cantú Villarreal (Cantúrosas), quien además obedeciendo intereses que nada tienen que ver con el Partido Acción Nacional, busca afanosamente subirse al carro de la candidatura al gobierno de Tamaulipas, a sabiendas de que al lograrlo su recompensa económica será enorme; pues podrá entregar la elección.
Por ello también causa hondo divisionismo al interior de su partido fomentando el encono y los golpes bajos entre los militantes, pues sabe que difícilmente será candidato, creyendo que con eso provocará que el PAN pierda la oportunidad de gobernar la entidad.
Sin embargo, los panistas con principios, valores y doctrinas rescatarán al blanquiazul de ese grupo de aliados del sistema, que pretenden a toda costa vender la elección incluso antes de que ésta inicie. No se saldrán con la suya, pues es más el valor del PAN y su militancia, que la falsa moral de la que tanto habla el tal Cantú Villarreal (Cantúrosas).
Y las pruebas ahí están, tan sólo en la zona sur se gastó una gran cantidad de dinero en medios de comunicación oficiales, ah pero su informe fue austero; claro, porque prefirió gastar el recurso del pueblo en publicitar su imagen, a sabiendas de que ello es competencia desleal con quienes aspiren también a ser abanderados a la gubernatura del estado, pues ya dijo que sí quiere ser candidato. Se aprovecha de que tiene el poder y los recursos económicos para hacerlo.
Indudablemente que la publicidad que el alcalde neolaredense pagó para su segundo informe de gobierno le servirá en automático para darse a conocer en varios municipios de Tamaulipas, por lo que cuando se llegue la hora de que su partido elija el método de selección de candidato, estará en ventaja con los demás participantes, y corresponderá al dirigente del PAN e incluso a la propia autoridad electoral, informar si los recursos que gastó en su informe son excesivos, previo al inicio oficial del proceso electoral del 2016, y en su caso imponer alguna sanción.
Muchos ya lo han criticado, afirmando que escatima en obras públicas pero promociona su imagen en el estado. E insisten que le tocará al dirigente estatal del PAN César Verástegui responder a este desmedido dispendio de recursos para promocionar su imagen.
Lamentable también que algunos panistas se dejen llevar por las migajas que reparte este tripartidista, pues en el sur de la entidad lo desenmascararon, ya que en su momento se dieron cuenta que al sur llegaron recursos del erario de Nuevo Laredo para financiar una campaña que -por la rectitud de muchos panistas- no fructificó.

Gráfico1

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here