Los altos gastos (luz, agua, telefonía) son considerados como uno de los aspectos que inhibe la productividad para el sector privado.

También los excesos de trámites gubernamentales es otro de los problemas que las empresas reconocen que les afecta, en el caso de las grandes se reflejó en el censo en el 20.3 por ciento de los encuestados, mientras que para las Pymes fue del 18.3 por ciento.

Tales datos fueron aportados por el INEGI en un reciente informe en el que también se apunta que del total de establecimientos existentes, el 62.6 por ciento, que representa más de 3.5 millones de unidades económicas, son informales y solo el 37.4 por ciento se encuentra en la economía formal.

En personal ocupado, subrayó, los negocios formales aportan el 81.1 por ciento y los informales el 18.9 por ciento.

Respecto al valor agregado, los negocios formales aportan el 97 por ciento y los informales el 3 por ciento.

Estas estadísticas se deben tomar como referencia para impulsar a los sectores que han tenido mayor crecimiento en los últimos años, estimular aquellos que su desarrollo ha sido menor de manera incluyente y solidaria, pero debido a la parálisis por la contingencia sanitaria son los más afectadas.

Por su parte, la CONCANACO señala que el comercio y los servicios generan más del 65 por ciento del empleo en México, siendo la inseguridad pública otro los problemas que afectan a las empresas.

Además, aunque el sector terciario en México registró un importante crecimiento en los últimos cinco años, en la generación de empleo, valor agregado y aumento de unidades económica, en 2020 no mantendrá el mismo comportamiento por ser el más afectado por la crisis económica ocasionada por la pandemia del Coronavirus.

De acuerdo con el INEGI, existen 6 millones 373 mil 169 unidades económicas en el país, con 36 millones 38 mil 272 personas ocupadas; de los cuales el 94.9 por ciento son micro negocios que emplean 4 de cada 10 personas ocupadas, pero sólo generan 15 de cada 100 pesos del valor agregado censal, es decir son de baja productividad”, anotó.

APOYOS A LA PESCA

Según reportes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, al primer semestre del año la pesca ha aportado 764 mil 737 toneladas de productos del mar y la acuacultura 40 mil 063 toneladas, que en conjunto representan ocho mil 883 millones de pesos.

El sector primario es de los pocos que no se ha detenido por la pandemia del coronavirus.

En Palacio Nacional, el titular de la Conapesca, Raúl Elenes Angulo, informó que el Programa Bienpesca, orientado a fomentar la actividad pesquera y acuícola de los pequeños productores, registra un avance del 92.21 por ciento, lo que significa que 178 mil 232 pescadores, trabajadores acuícolas y operadores ya obtuvieron el apoyo.

Señaló que con un presupuesto este año de mil 391 millones 688 mil pesos, el programa Bienpesca ha beneficiado tres ámbitos prioritarios: más de nueve mil pescadores de comunidades indígenas, cinco mil 460 del Alto Golfo de California y cuatro mil 988 del Istmo de Tehuantepec, así como de las zonas de Pacífico, Golfo de México, Sureste-Caribe e interior de aguas continentales.

Con un padrón de 193 mil 290 beneficiarios, a la fecha se han entregado apoyos a 39 mil 168 productoras (20 por ciento) y 154 mil 122 productores (80 por ciento), precisó Raúl Elenes.

AL RESCATE DE HOTELES

Con apoyo de Bancomex y Nacional Financiera, la Secretaría de Turismo anunció un programa de apoyo financiero al sector hotelero, a través de la Asociación de Bancos, mismo que operará durante lo que resta del 2020 con un total de 11 mil 400 millones de pesos de la banca privada, a una tasa de interés de hasta 13.5 por ciento.

Con este apoyo, los empresarios hoteleros estarán en mejores condiciones para cubrir sus necesidades de capital de trabajo, reabrir sus instalaciones y dar servicio a sus huéspedes.

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, destacó que la banca cuenta con una cartera de 151 mil millones de pesos dedicada al sector turismo y que hay especial vocación del gremio para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

El programa está dirigido a la hotelería, agencias de viajes y transporte turístico, tendrá una vigencia al 31 de diciembre del presente año, con una disponibilidad de 11 mil 400 millones de pesos. Los bancos que hasta el momento se han sumado a este programa son Afirme, BanBajío, Banorte, Banregio, Bancif, BBVA, Ve por más, City Banamex, Banca Mifel, Santander y Scotiabank.