*Nubes de vendedores ambulantes se apoderan del centro.
El comercio informal acaparó gran parte de la derrama económica generada por el Buen fin 2019, ya que miles de vendedores ambulantes y puestos semifijos invadieron las calles del centro de Tampico, generando una desleal competencia a los negocios establecidos, situación que se vive cada año.

Así lo manifestó Roosevelt González Lima, expresidente del CIEST, quien dijo que el comercio organizado resienten cada vez más la presencia de los ambulantes, quienes ofrecen los mismos productos sin garantía para el consumidor, además de que no pagan impuestos, salarios, prestaciones sociales, etc.

Además, los negocios pagan exorbitantes tarifas de energía eléctrica, agua potable y otros servicios.

Últimamente, también el municipio les está cobrando por permisos de funcionamiento, uso de suelo, autorizaciones de Protección Civil y hasta una licencia ambiental, como si los comercios fueran una fuente de contaminación peligrosa.

Sobre la proliferación del ambulantaje, los comerciantes porteños exigen se les reubique en lugares especiales o se les construyan locales.

González Lima insistió en que se ponga orden en la zona peatonal, pues está convertida en un auténtico tianguis con vendedores, merolicos, payasos y eventos populares al aire libre, pues se distorsiona el fin de dichas áreas, que son para transitar con mayor libertad.

Vendedores ambulantes se aprovecharon del Buen fin 2019, desplazando a los negocios establecidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here