* La difícil situación económica obligará a muchos padres a llevar a sus hijos a escuelas de gobierno.
Por: María de Jesús Cortez

Tampico, Tam.– Dados los problemas económicos que está causando la pandemia por Covid-19, al menos un 20 por ciento bajará la matrícula de escuelas particulares en educación básica en este nuevo ciclo escolar, esto es que entre 10 y 12 mil alumnos que antes estudiaban en colegios privados ingresarán a planteles públicos, David Hernández Muñiz, Consejero de la Unión de Padres de Familia A.C del Sur de Tamaulipas, dijo que esto representa un serio problema porque las escuelas públicas no tienen capacidad para recibir a más alumnos.Explicó que se hizo un estudio a nivel nacional como organismo local, y se detecta que a nivel nacional la matrícula va a bajar un 40 por ciento en las escuelas particulares.“En la zona sur se detectó que va bajar aproximadamente un 20% y aquí lo que se ha hecho es que cuando inició la pandemia la Unión habló con las escuelas particulares en donde se pidió que fueran más flexibles con los padres de familia que tuvieran un acuerdo mutuo de ofrecer algún tipo de descuento para que fortaleciera a los papás que tuvieran problemas económicos por esta emergencia”, refirió.Hernández Muñiz agregó que estos descuentos iban desde un 10 hasta un 30% y en algunos casos hasta un 50%, haciéndole saber a los padres de familia que así como no tenían gastos fijos las escuelas por estar cerradas, su principal motivo es cubrir los sueldos de los maestros que los pagan directamente los dueños de las escuelas, no como en el estado que los paga el gobierno estatal o federal.Este convenio, dijo, se hizo entre ambas partes, escuelas y padres, y se exhortó a los papás a que si trabajaban en una actividad esencial y no tuvieron ni reducción de sueldo no exigieran ningún tipo de descuento y se lo dejaran a quienes perdieron su empleo o tuvieron que cerrar su negocio por no ser esencial, para que los demás papás que lo necesiten se beneficien.
“El resultado de ese convenio originó que se fueran menos niños de escuelas particulares a federales, claro que van a ser menos niños, aquí lo importante y que no ha visualizado el gobierno federal y estatal es que las escuelas federales no tienen la capacidad para atender a tanto niño que van a emigrar de escuelas privadas a públicas, que representa unos 10 mil o 12 mil alumnos», recalcó.“No se trata de llenar el salón con mesa bancos, sino que tengan un sistema pedagógico adecuado para que los niños no tengan ningún problema, entonces las escuelas federales que son más preferidas por los padres de familia porque tienen mejor preinscripción ya están saturadas, amén de que muchas escuelas han dejado de tener el turno vespertino, entonces van a tener un serio problema que a lo mejor todavía no han visualizado».
Expresó que la ventaja es que inician el 24 de agosto las clases virtuales y van a tener un punto de acomodo mientras se hacen las inscripciones de los planteles federales que inicia este jueves vía línea, independientemente de que ya se hayan inscrito lo tienen que volver a hacer para reforzar su lugar.Ese tiempo va a servir para que se acomoden y se preparen las escuelas públicas para que se acomoden los niños, en nivel básico prescolar, primarias y secundarias, que es finamente es donde hay más niños estudiando.