* Casi no tienen ventas y no pueden quedarse en casa porque de ellos dependen sus familias
María de Jesús CortezCorresponsal
Tampico, Tam.- Boleros que trabajan en la plaza de Armas esperan que la mala situación económica derivada del Coronavirus mejore pues no tienen actividad y no pueden quedarse en casa porque tienen familia qué mantener.Es el caso de don Mario quien día a día, desde hace 28 años acude a este sitio público a trabajar pues se dedica a bolear calzado. Dice que como en otros giros no hay trabajo.Externó sus dudas sobre si el problema del Coronavirus sea cierto o sólo cuestión política pero lo que sí tiene confirmado es que a causa de esa situación a ellos les está yendo muy mal.Actualmente ha bajado su movimiento hasta en un 90 por ciento y reconoce que a los pocos clientes que llegan no les pueden cobrar más barato pues ya de por sí lo que cobran es una tarifa muy baja.»Nosotros cobramos la boleada en 20 pesos imagínese si le bajamos. Los carros de ruta les bajó el precio de la gasolina y ellos no han bajado la tarifa de pasaje», señaló.Don Mario trabaja en un horario de 9 de la mañana a 7 de la tarde todos los días y dice que no puede faltar, aunque así se lo pida el gobierno pues de él depende su esposa e hijos.  Señala que hasta el momento nadie les ha hablado de darles algún apoyo Dada la contingencia sanitaria y que el gobierno no les pregunta si tienen para comer o no.»Yo al día gano cien o 150 pesos pero ahorita no hay trabajo así que hay que salir».En la plaza de Armas trabajan aproximadamente 20 boleros y algunos se han ido a trabajar en otros oficios pero quienes no tienen otra alternativa se quedan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here