Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz Dios ha muerto, viva la economía Han pasado muchos siglos, incluso milenios desde que Abraham condenó al destierro a su hijo Ismael junto con Agar su madre; ese agravio...