Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz La literatura como protagonista Cuando Alfredo Marko me dijo que iban a presentar su novela en pocos días, extraviada por las fechas le pregunté ¿Cuál novela?; “como que cuál,...

Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz El reencuentro con el terruño Salimos muy de mañana a Ciudad del Maíz, hacía más de un año que no iba a visitar el terruño, tenía tantas ganas, que...

Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz Victoria de mis entrañas Las calles anchas, muy anchas, interminables para cruzarlas pronto, edificios grandes y amplios que podían caer sobre mi, una ciudad serena, de leche fresca...

Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz Un patrimonio victorense para el futuro Durante los recientes ocho años, Ciudad Victoria ha tenido una trasformación constante en sus plazas y parques, calles y avenidas. Frenéticamente los gobiernos...

Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz La ciudad del pecado Recorrimos varias ciudades en un mismo día, íbamos camino a Ámsterdam así que brevemente paramos en el gran puerto de Róterdam donde comimos ensalada, huevos fritos y...

Rutinas y quimeras

Clara García Sáenz Son más los buenos El mundo clama justicia, los medios de comunicación repiten de diversas formas y maneras posibles la noticia, para condenar la pederastia en la Iglesia católica;...

Rutinas y quimeras

Por: Clara García Sáenz La bruselización está de moda Estaba cayendo la tarde cuando llegamos a Bruselas, apenas nos dio tiempo de instalarnos en el hotel para ir a cenar a un restaurante...

Rutinas y quimeras

Clara García Sáenz Donde gobierna la Corona Llegamos al aeropuerto de Londres a las ocho de la noche y tardamos cerca de una hora en pasar los controles de aduana, en una larga...

Rutinas y quimeras

Clara García Sáenz Las ruinas de Berlín La ciudad de Berlín no es el dulce nombre que imagino cuando lo pronuncio, no es la manifestación alegre de una Europa exitosa y feliz; si...

Rutinas y quimeras

  Clara García Sáenz Por donde cruza el Chihue Llegar al ejido El Carrizo, municipio de Jaumave fue una verdadera hazaña; el pedregoso camino, estrecho, árido y accidentado nos había hecho avanzar a vuelta...