Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

Los cementerios municipales de Tampico están en total abandono, los matorrales que proliferan y los féretros nauseabundos, han convertido a los panteones en un lugares insalubres, tanto como el de Tancol, el de la Borreguera y el de la Av. Hidalgo que no tienen el debido mantenimiento, no basta que la regidora de cementerios Lizbeth García Aldape cobra un sueldo oneroso, y Juan José Berrios director de servicios públicos, que no son nada eficientes para desquitar su paga, los ciudadanos ha levantado la voz porque consideran que los panteones son un foco de infección de Tampico.

La señora María Luisa Carmona señalo que “el cementerio de la borreguera esta infestado de matorrales y basura, es un lugar insalubre para los vecinos, ya no pueden transitar entre las tumbas por el riesgo de que hay insectos, ratones y víboras, el ayuntamiento no ha cumplido en darle mantenimiento a las tumbas, es el colmo que la regidora del PAN (Lizbeth Aldape García) este cobrando un alto salario y no conoce los panteones, el encargado de servicios públicos también cobra y parece que se les olvido, que los cementerios están llenos de basura y restos de ataúdes”.

La ciudadana inconforme aseguro “es una vergüenza que la maestra Magdalena Peraza tenga el cementerio en esas condiciones, todos los días sale diciendo que está trabajando para Tampico, pero aquí el cementerio está abandonado, también fuimos al de la Av. Hidalgo y está igual, la tumba de mis padres la limpiamos nosotros y estamos pagando puntualmente, pero no se puede ni caminar por la hierba y las piedras que hay, una persona grande no puede pasar encima de las piedras, exigimos que se le de mantenimiento a los panteones, que la maestra y la regidora y sus funcionarios e pongan a trabajar, porque ellos están cobrando de nuestros impuestos”.

En un recorrido por el panteón municipal nos percatamos, que está en deplorables condiciones, grandes cantidades de basura y más de 4 féretros tirados entre las tumbas, en la mayor parte está lleno de maleza, los trabajadores comentaron que la regidora Lizbeth García Aldape no se ha ido a parar al cementerio, que casi no se le ve supervisando nada en lo que va de la administración, ni el director de servicios púbicos Juan Berrios no ha realizado ningún trabajo, además la basura y los ataúdes abandonados son nidos del mosco transmisor del dengue, y ponen en riesgo a las personas que acuden a los cementerios.

Cabe destacar que la construcción de las criptas quedo suspendida y se desconoce porque, hace varios meses que la edificación del inmueble que servirá para albergar las criptas para guardar las cenizas, ya quedo abandonada y no se sabe si quedara como muchas obras sin terminar, porque fue algo que la edil del PAN Lizbeth García anuncio que se trabajaría para dejar un mejor lugar para los difuntos cremados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here