• Quienes infrinjan la norma vigente, serán acreedores a multas de entre 15 mil y 30 mil pesos, así como clausuras temporales o definitivas: González Villagómez. 

     
    Irineo Pérez Melo.- Por el alto riesgo que representa el retorno al semáforo epidemiológico a rojo, los centros nocturnos, bares, cantinas, casinos, salones de fiesta y negocios no esenciales de esta capital, deberán dejar de operar durante el periodo del 5 al 18 del presente mes, para evitar contagios de COVID-19. 

    Así lo informó Francisco Javier González Villagómez, titular de la Comisión Edilicia de Comercio, Centrales de Abasto, Mercados y Rastros de la comuna xalapeña, quien dijo que solo se permitirá que sigan trabajando los negocios esenciales, pero con un servicio limitado de su aforo. 

    “Los que definitivamente no podrán trabajar son los de entretenimiento, estamos hablando de albercas, salones de fiesta, bares y cantinas”, puntualizó. 

    Expuso que en el caso de los comercios con venta de bebidas alcohólicas, se basarán en las licencias de su operación, “podrán trabajar con un 25% de aforo y los que estén como bares y cantinas, tendrán que cerrar”, añadió. 

    En entrevista, el servidor público municipal detalló que a partir del 5 de julio iniciaron con los operativos preventivos para verificar que se cuida la sana distancia y el uso de cubrebocas, en centros comerciales, cafeterías y restaurantes principalmente, y exhortar a toda la población a cumplir con los protocolos sanitarios para evitar contagios de coronavirus. 

    La finalidad de estas acciones, dijo, es con la finalidad de reducir la cifra de contagios del SARS CoV-2, y en primera instancia serán operativos preventivos, sin embargo, de no acatarse estas disposiciones, las acciones serán más enérgicas. 

    Expuso que por el momento no se prevén sanciones, pero de persistir en infringir la norma municipal vigente, se aplicarán sanciones pecuniarias que van de los 15 mil hasta los 30 mil pesos, así como el cierre temporal o definitivo del negocio, según sea la gravedad del caso. 

El titular de la comisión edilicia de Comercio de la comuna xalapeña mencionó que con estas acciones el ayuntamiento no busca ser enemigo de nadie, ni tampoco acosar a los negocios, se busca el cumplimiento de las medidas para tratar de disminuir los efectos de la pandemia que en las últimas semanas ha puesto en estado crítico a la capital del estado, concluyó.