– La Ciudad de Xalapa
– ¿Violencia Pública?

Por Carlos Lucio Acosta

VERACRUZ (EUM).- La inseguridad tomó por asalto a la capital veracruzana.
Esas noches de luna descritas por el compositor chileno don Juan S. Garrido, se han transformado en episodios de violencia cotidiana.
La seguridad pública o privada brilla por su ausencia en el centro de la ciudad, en calles, avenidas, privadas, parques, jardines, unidades habitacionales, fraccionamientos, congregaciones, ejidos y rancherías.
Nadie sabe en qué momento el crimen organizado o la delincuencia independiente cometerán fechorías en colonias populares o residenciales.
El Semáforo Delictivo, proyecto social ciudadano para la paz en México, contabilizó del mes de diciembre del 2018 al de enero de 2019 más de tres mil 241 delitos, clasificaos en 175 homicidios, 46 secuestros, 65 extorsiones, 59 incidentes de narcomenudeo, mil 40 robo de vehículos,254 robos a casa habitación, 728 asaltos a negocios, 596 lesiones, 105 violaciones, 269 acciones de violencia familiar y doce feminicidios (www.veracruz.semaforo.com.mx).
Los recursos asignados al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), eran de 40 millones de pesos en la cuestionada administración de Américo Zúñiga Martínez, pero en el gobierno inestable de Pedro Hipólito Rodríguez Herrero los redujeron en el 2018 a 18 millones de pesos y para el 2019 descendieron a 16 millones de pesos.
El alcalde va en reversa con las luces apagadas, sin espejo retrovisor y para colmo de los males en camino de terracería.
Pasó a segundo lugar la existencia de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de calle, de los cuales 338 trabajan en la vía pública, 122 acompañados de adultos, catorce se mantienen en la mendicidad, más de 40 adultos mayores duermen en banquetas y cerca de quince deambulan por las calles con posibles problemas mentales.
Regresó al gobierno federal más de quince millones de pesos mientras regatea 40 mil pesos anuales al Sistema Integral de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Sipinna) y autorizó más de 24 millones de pesos a la dirección general de Comunicación Social.
La venta de droga al menudeo, el asalto violento y la proliferación de pandillas en más de 500 colonias populares, la mayoría de las cuales carecen de los servicios públicos básicos como la regularización de la tenencia de la tierra, introducción de agua potable, alumbrado público, drenaje, alcantarillado, pavimentación de calles, construcción de banquetas y mantenimiento a parques y jardines, han creado un ambiente de inestabilidad social y económica.
La renuncia del director de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, Julio César Sánchez Amaya, demostró que el modelo de operación policial, basado en metodología científica, con 65 cuadrantes urbanos, cinco rurales aglomerados en seis regiones municipales y una vigilancia comunitaria por cuadrante, fue un rotundo fracaso.
El originario de la Ciudad de México, involucrado en la tragedia de la discoteca News Divine, no leyó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu), elaborada en el último trimestre del 2018, la cual revela que el 55.9 por ciento de la comunidad desconfía de la policía preventiva municipal y seis de cada diez veracruzanos consultados, la considera “nada efectiva”.
El desempleo, la violencia, pobreza e inseguridad, mantienen en vilo a la capital del estado de Veracruz, gobernada por activo militante del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
El hecho de que en la presentación de su primer informe de gobierno asistieran seis de los doce regidores del ayuntamiento expuso la falta de liderazgo en materia de negociación y falta de oficio político.
La construcción de tres cuarteles para la llamada policía de proximidad con inversión de treinta millones de pesos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) evidencia el manejo de prioridades administrativas y de carácter social.
En menos de un año lleva más de diez tomas del palacio municipal y cerca de 24 plantones callejeros por grupos de activistas a los cuales todavía no cumple promesas de campaña.
En la última semana de febrero amenazó con suspender alumbrado, agua potable y seguridad pública a vecinos de la colonia Margarita Maza de Juárez si continuaban oponiendo resistencia a la realización del proyecto denominado Centro de Ecotecnias, en el cual pretende invertir cerca de nueve millones de pesos en predio de aproximadamente tres hectáreas.
El plan comprende construcción de un edificio dotado de aulas, baños ecológicos, andadores, mobiliario, juegos infantiles y ejercitadores, en donde pretende derribar una hectárea arbolada.
En días recientes se le ha notado ligero cambio en el comportamiento con la población xalapeña, tal vez porque alguien le vendió la idea de sustituir a la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara González con el aval del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Lo cierto de todo es quela ciudad florece a pasos agigantados no solo con el desempleo y la inseguridad, sino también por la violencia y el crimen.
El antropólogo social empezó mal y continúa peor.
No cabe la menor duda sobre la urgencia de la Ley de Revocación de Mandato, para el rescate de una plaza que ganara a pulso el trabajo de más de veinte años del presidente de la república.

Sólo para tus ojos . . .

¿Hasta qué punto será cierto que el político y empresario Fidel Herrara Beltrán se encuentra gravemente enfermo?

carlos.lucioacosta@rocketmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here