• Dante en Veracruz
  • ¿La Carta a Jugar?

Por Carlos Lucio Acosta

VERACRUZ (EUM).- La presencia del coordinador del Grupo Parlamentario del partido Movimiento Ciudadano (PMC) en el senado de la república, Dante Delgado Rannauro, abre paréntesis en el juego político, económico, social y electoral del Veracruz bronco.
El hecho de que refuerce la militancia, aumente las simpatías y endurezca la organización, indica de que el exgobernador trae algo entre manos.
Dante no es de los que lanza la bala por instinto, sino que domina el tiempo de acelerar y de frenar el difícil quehacer público.
El recorrido iniciado en municipios y distritos electorales en el estado, demuestra una parte del plan de trabajo partidista a realizar en los próximos días.
La renovación de diputados federales, locales, alcaldes, síndicos únicos, regidores y agentes municipales, está a la vista.
El 2020 será año determinante para la existencia, continuidad o desaparición de partidos políticos con presencia local o cobertura nacional.
Es el momento preciso de echar al asador carne, huesos, piel y pelos.
Los partidos políticos que han gobernado el estado en años recientes como el PRI, PAN y MORENA, se encuentran divididos.
El antecedente de Andrés Manuel López Obrador, salta a la vista como ejemplo fiel de perseverancia, fuerza de voluntad, definición de objetivos y disciplina.
El tabasqueño alcanza la primera magistratura del país al tercer intento. No se dobló en el primero, ni menos en el segundo, sino que las derrotas – amañadas, desde luego – le dieron fortaleza y credibilidad de cambio frente al electorado de la república.
Por allí va, más o menos, el nuevo proyecto del cordobés, nacido en el puerto de Alvarado.
No es de los que se persignan al primer toque de campana, ni se hincan en la última bendición.
Al fin y al cabo guerrero por excelencia — con heridas y cicatrices de mil batallas políticas, electorales, administrativas y económicas – conoce el momento más adecuado para tensar el arco y luego de afinar puntería, soltar la flecha.
Por algo que ni usted ni yo sabemos, el ´residente Andrés Manuel López Obrador, vía el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal Ávila, coordinador del grupo Parlamentario del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), le incluye en el equipo negociador que hiciera posible la designación de la nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a la senadora Rosario Piedra Ibarra.
No es la primera ocasión en que Dante Delgado, busca la gubernatura por el camino electoral, sin éxito. Sabe que el que persevera, alcanza. Y no hay mejor lucha que la que se hace.

El divisionismo partidista, la presión de grupos regionales y la creciente inconformidad social con el gobierno en turno, animan a probar suerte y a comprobar el nivel de aceptación del Movimiento Ciudadano en municipios y distritos.
No sería nada extraño de que en estos momentos de aparente tranquilidad, estuviese trabajando la nada descabellada idea de construir alianzas o coaliciones con partidos políticos con presencia comprobada en Veracruz.
Delgado Rannauro conoce al dedillo el arte y la ciencia de hacer política en tiempo de crisis económica e inseguridad social.
Cuenta con agenda de primer nivel.
En el área de su influencia destacan excelentes nexos con partidos políticos, cámaras empresariales, asociaciones religiosas, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles y corporativos industriales.
Delgado Rannauro tiene todo para ganar las elecciones intermedias del 2020 y las del 2018 al 2024, para la renovación de los congresos estatal y federal y el gobierno estatal.
Nada más.

Sólo para tus ojos . . .

¿Quién será el servidor público del primer círculo del poder que encomendara a secretario particular cotizar precios en el exclusivo fraccionamiento residencial Porto Novo, de Xalapa?

carlos.lucioacosta@rocketmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here