Por: Zaira Rosas
zairosas.22@gmail.com

En medio de una tarde lluviosa, llena de tristeza y gritos de reclamo nuestro Presidente, Enrique Peña Nieto partió hacia Nueva York con el fin de participar en la Cumbre para la Adopción de la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en dicho evento también está invitado el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.
La Agenda busca el compromiso de los gobiernos en torno a 17 objetivos de desarrollo sostenible en los que destacan erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.
En el itinerario del Presidente se destaca que el lunes a las 15:00 horas participará en la cumbre sobre operaciones de mantenimiento de paz. Tema en el cual podrá decir mucho sobre todo con lo que se vive en nuestro país. Mientras él asiste a un evento para hablar de un crecimiento sostenido e incluyente, el fortalecimiento del estado de derecho y la igualdad de género, detrás de él se encontraba una marcha con miles de personas llenas de dolor, exigiendo a gritos justicia, una marcha en la que intelectuales como Elena Poniatowska también acompañaron a los padres de los 43 desaparecidos junto con otros líderes de grupos inconformes.
En la cumbre se hablará de promover sociedades pacíficas, pero en el país la seguridad pública suele asustar más que los criminales, los comerciantes de Tepito solicitan ayuda a Mancera para lidiar con las extorsiones que sufren constantemente. Otro de los temas es garantizar educación pero también los maestros están cansados del asedio, de la falta de pagos y las campañas de desprestigio.
La migración será tópico dominante en la cumbre debido a la crisis en Siria por lo cual se prevé que México haga un anuncio respecto al recibimiento de migrantes sirios, sin embargo académicos de la UNAM como Raúl Benítez Manaut piensan que estas declaraciones serán meramente cosméticas.
Como mexicana lo mínimo que espero de mi Presidente es que más allá de las declaraciones públicas que hará en un evento con líderes de múltiples naciones, de verdad se comprometa no sólo con migrantes sirios, sino con los millones de migrantes mexicanos en Estados Unidos, con los millones de mexicanos en pobreza extrema, los niños sin educación y sin duda apruebo que México necesita un fortalecimiento del estado de derecho, sin considerar al Estado como en época de Luis XIV “El estado soy yo”.
Es cierto que al igual que los clientes e inversionistas han perdido la confianza en Volkswagen, los ciudadanos la perdieron en los gobiernos, por ello constantemente se piden renuncias ante la incapacidad. Esto en una empresa es más sencillo porque todo recae en un CEO, pero a nivel gubernamental las crisis son mayores y la capacidad de respuesta es mucho menor. Pero como lo digo constantemente gran parte de todo está en manos de la sociedad. Misma que al igual que Jorge Volpi director del Cervantino debe estar siempre “A favor de la memoria y en contra del olvido”.
Que los ciudadanos se hagan escuchar, tal como lo están haciendo no sólo en México sino también en el mundo porque hasta la hija de Evo Morales se suma a la indignación y ojalá y la memoria perdure ante todas las causas, y sobre todo que recordemos cada hecho no sólo ahora que conmemoramos un año del caso iguala, sino el próximo que serán elecciones y más querrán llevarnos al olvido.

zaira

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here