Ejidatarios residentes de Vega de Esteros en el municipio de Altamira, demandan la intervención de las autoridades luego de que un particular a quién solo identifican con el apellido niño, desde hace año y medio quiere adueñarse del campo de softbol, situación que aseguran no van a permitir pues ese ha sido área verde y punto de encuentro deportivo desde hace más de 60 años.
Martha Hernández Contreras, habitante del lugar expuso qué con escrituras en mano y demás documentación, la persona se presentó queriendo medir el lugar y realizar diversos trabajos de excavación, labores que no permitieron pues aseguran que no van a autorizar que nadie se adueña de ese lugar que por años ha pertenecido a ellos.
La residente afectada, comentó que posteriormente esta persona regresó con autoridades que se identificaron como personal de la procuraduría, argumentando que se trataba de personas violentas ya que estás venían armadas.

Indicó que no lo dejaron, pues desde la formación de este ejido, hace más de 60 años hay antecedente que inició también el campo, comenta que posteriormente regresó con autoridades de la Procuraduría, argumentando que se trataban de personas violentas.
En todo este tiempo, dijo que ha intentado realizar diversos trabajos, cosa que no han permitido y ahora hay un proceso de litigio, pues ellos defienden que el predio es área verde.
Agregó que las personas que estén interesadas por este lugar, no se dejen engañar pues en ningún momento van a permitir que los despojen de esta área para beneficio personal de unos cuantos a cambio de qué les quiten su lugar de esparcimiento.