*En escuela cobraban a niños por dejarlos entrar al baño.

Madres de familia de la escuela primaria Miguel, Ramírez de la colonia José López Portillo denunciaron a varios menores de edad quienes dicen que agreden a otros niños adentro y afuera de plantel educativo en donde incluso cobraban por dejar a sus compañeros entrar al baño. En días pasados uno de ellos hirió a un estudiante de segundo grado a grado tal que le tumbó un diente por lo que la progenitora ya interpuso la denuncia y pide justicia.
Yesenia Guadalupe Ávila, es la madre del niño de segundo grado que fue atacado por otro de más edad, quien, señala, no es la primera vez que lo agrede.
“Ayer mi hijo tuvo una riña y salió herido en la boca y diente, fue el detonante de situaciones atrás, tengo oficio dirigido al director por riñas con ese mismo niño, yo nunca he tenido queja de mi hijo y de ese niño y otros que ya corrieron sí hay quejas”, señaló.
Refiere la indignada mujer que debió interponer una queja ante el Centro Regional de Desarrollo Educativo, Crede para que se actúe pues el director del que no sabe su nombre pues dice nunca los llama a junta, señala que ese problema no tiene solución.
“También fui al DIF porque tengo que proteger a mi hijo porque no sólo es él, son varios niños quienes hacen destrozos adentro y afuera del plantel, pido solución porque debido a esto han salido más situaciones con otros niños necesitamos que pongan atención protección a los niños o atención que se les debe dar”, agregó la quejosa.
Hizo ver la informante que esos menores han tenido también riñas en la calle y problemas en la escuela. Incluso salió a relucir que ese niño junto con dos más les cobraban a sus compañeros por dejarlos entrar al baño, “creo que ya corrieron a los otros dos pero hay uno que sigue allí y fue el que golpeó a mi hijo”.
La madre del menor agredido dice que dialogó con el director para buscar una solución y en su tiempo éste le dijo que tenía que llamar a la otra mamá y confrontarlas para que se arreglara la situación pero ella cree que esa no es la solución porque pueden llegar a los golpes.
“Traté de ser tolerante con la situación hasta hoy que me lo hirió, pido que pare esto porque puede pasar a mayores”.
Acompañada de un grupo de madres de familia, la denunciante dijo que los menores causan problema también alrededor de la colonia donde vive pues agreden a otros niños a quienes les avientan la bicicleta y son groseros con los adultos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here