* Las Secciones 32 y 56 del SNTE son institucionales y respetan acuerdos emanados de los órganos de gobierno sindical.

Irineo Pérez Melo u
Xalapa, Ver.- Al desaparecer la figura de presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), queda descartado el posible retorno de Elba Esther Gordillo Morales a esta organización magisterial y tampoco puede asumir la Secretaría General, pues ésta la ocupa Alfonso Cepeda Salas, luego de la renuncia de Juan Díaz de la Torre.

Lo anterior fue informado en conferencia de prensa por Lázaro Medina Barragán y Mario Hernández Sánchez, secretarios generales de las Secciones 32 y 56 del SNTE, respectivamente, al dar a conocer los acuerdos emanados del Consejo Nacional de esta organización sindical en la reunión sostenida el pasado jueves 22 de noviembre

Destacaron la institucionalidad que rige en las secciones magisteriales mencionadas y establecieron el compromiso de respetar los acuerdos emanados de sus órganos de gobierno, y se sumarán sus esfuerzos a la nueva etapa del país aprobada con el voto de millones de mexicanos para construir un verdadero estado de Derecho.

Además, dieron a conocer los acuerdos sostenidos en el Consejo Nacional del SNTE “para profundizar la democracia interna, ampliar la participación de los trabajadores de base en las decisiones y dotar al sindicato de mayores capacidades para cumplir sus responsabilidades y objetivos estratégicos”.

En dicha reunión, Mario Hernández Sánchez, secretario general de la Sección 56 del SNTE, dijo que fue aceptada la renuncia presentada por Juan Díaz de la Torre, “para dar paso a una nueva institucionalidad”.

Asimismo, se eliminó de los órganos de Gobierno sindical la figura de la Presidencia del SNTE, “pues el único presidente que debe existir es el de todos los mexicanos”, por lo que la profesora Elba Esther Gordillo Morales, con la nada jurídica que se da, no hay ningún argumento que pueda esgrimir la exlideresa nacional del SNTE para buscar dirigir los destinos de esta organización sindical y se facultó al maestro Alfonso Cepeda Salas, secretario general, para asumir las funciones estatutarias asignadas a la Presidencia del SNTE.

Con esto, se aprobó ampliar la participación de los trabajadores de base en las decisiones y dotar al sindicato de mayores capacidades para cumplir sus responsabilidades y objetivos estratégicos.

Será en el próximo Congreso Nacional cuando la dirigencia nacional convoque a los delegados para hacer las modificaciones estatutarias, donde se contempla la promoción de la incorporación a la norma estatutaria el voto universal, directo y secreto para la elección de dirigentes nacionales y seccionarles.

De igual manera, se iniciará una política de reconciliación, que sea la base para fortalecer la vida institucional de nuestra organización. “Vamos a fortalecer la unidad, con pleno respeto a la pluralidad, para garantizar un verdadero avance a nuestros logros de la organización en bien de la educación, del magisterio y del país”.

En su oportunidad, Lázaro Medina Barragan dio a conocer los pormenores de la reunión sostenida con el presidente electo y la dirigencia legal y legítima del SNTE, encabezada por su secretario general Alfonso Cepeda Salas, en donde ven con beneplácito que su gobierno será respetuoso de la autonomía sindical y que no intervendrán en los asuntos internos del SNTE.

Esta misma postura, esperamos que se dé con los gobierno estatales, con los cuales la organización sindical mantiene relaciones laborales, como es el caso de Veracruz, dijo por último.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here