Tampico, Tam. – Un caso de discriminación fue el que se presentó en el municipio de Altamira, se trata de una niña de cuatro años, la cual es portadora de VIH y debido a su condición la directora la dio de baja. 

La presidenta de Tamaulipas Diversidad Vihda Trans AC, Ana Karen López Quintana detalló que ya existe una denuncia ante Derechos Humanos por esta situación, pues de acuerdo a lo declarado por su madre la directora, comentó que si tenía a la niña le podrían cerrarle el kinder, lo que refleja el total desconocimiento de los derechos de las personas con VIH.

«Toda la violencia que sufre un menor por la discriminación, una persona con VIH puede convivir con cualquier persona, con cualquier niño, puede ir al baño y tomar en el mismo vaso de agua y no pasa absolutamente nada», comentó.

Expuso que la queja está en proceso y se trata de un caso de una pequeña a la cual se le está negando el derecho a la educación y desconocimiento, pues una persona con VIH, puede convivir con cualquier niño sin temor a un contagio, de igual manera un mujer con VIH, puede tener hijos y estar libre del virus.

Detalló que hasta el momento se suman cinco casos de este tipo que se han dado en Altamira, por la misma situación y este último está en un proceso de ante Derechos Humanos y será llamada a declarar la directora por tal situación. 

Agregó que el caso se dio a conocer en Capasits Tampico, donde se solicitó el apoyo a la familia, ya cual es de bajos recursos.

En el Día Mundial del SIDA, lamentó que continúe la discriminación hacia las personas con VIH, por lo que el lema de este 1 de diciembre fue «Igualdad Ya». 

Reveló que durante el 2022, suman 190 nuevos casos de VIH en el sur de Tamaulipas, principalmente en amas de casa y jóvenes.