Un estimado de 200 ejidatarios que en su momento firmaron contrato con Petróleos Mexicanos para el uso de 256 hectáreas, parte de sus parcelas, ahora buscan que este último les cumpla, pues en todos estos años se han negado a cumplir el pago y ante ello tuvieron que ser demandados.
Explicó que están en proceso de negociación para llegar a un acuerdo y beneficiar ahora a la tercera generación, pues serán ellos quienes adquieran este recurso.
«No se había querido proceder, porque muchos tenían miedo, porque se trataba del Gobierno Federal, pero ahora con los cambios está por liberarse el fallo y esperamos que este mismo año», comentó.
Expresó que el pago se realizará de manera individual, para que el pago sea realizado directamente a cada ejidatario.