Por: José Efraín Caballero Sevilla
A medida que pasan los meses, pareciera que la iniciativa Privada (IP) empieza a tomarle confianza a las políticas económicas del Gobierno Federal. Al inicio existió cierta incertidumbre en la administración actual, ante las reformas en la materia que se pretendían implementar y de las que ya algunas de se han venido materializado.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) acordaron hace algunos días un consenso rumbo a las reformas fiscales del 2020, en donde ambas partes –Gobierno Federal e IP- quedan en común acuerdo en los cambios ya signados, entre los que destacan las certificaciones en las que se les facilitarán la devolución de impuestos a las empresas.
Esto beneficiara al crecimiento en la producción de bienes y servicios y como resultado el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).
Este ha permanecido debajo de lo proyectado en esta administración, y lo que sucede entre otras cosas, es que no existía inversión pública en infraestructura y las empresas tampoco querian invertir.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) encabezada por Arturo Herrera, dio a conocer que tras algunas reuniones con la IP se llegó al consenso, para el ajuste de algunas iniciativas de la Miscelánea Fiscal del próximo año.
Aun existía cierta inconformidad de algunos empresarios ante una diferencia de interpretación de la Ley de factureras.
Este martes al cierre de esta columna, se prevé la aprobación de la ley antifactureros, ante el voto favorable en la Camara de Diputados, de los legisladores del bloque mayoritario de la 4T.
Estas medidas no impactarán negativamente a las empresas y se contempla una mejor recaudación fiscal para la SCHP.
Ante este panorama, que pone el “piso parejo” entre el Gobierno y la IP, se tiene lista ya la puesta en marcha de 1,600 proyectos de inversión productiva entre las 2 entidades, pública y privada, que detonará directamente en la creación de miles de empleos para el próximo año, generando un crecimiento en infraestructura y producción y en consecuencia una importante derrama económica.
Es importante señalar que estas obras irán directamente a todos los Estados de la República, y se les estará dando prioridad a proyectos de alto impacto en cada entidad, que han solicitados los titulares del Ejecutivo Estatal.
Una de las obras tecnológicas que se pondrán en marcha, es la expansión del servicio de internet a todo el país, mediante la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) en su nueva modalidad de prestación de servicios de comunicación, llamada ‘CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos’ y estará otorgándose de manera gratuita en las escuelas y hospitales y llegando a las comunidades más apartadas y a los poblados en general.
De esta manera se espera un crecimiento importante en la economía en el 2020, que contrasta con el presente año, en el que con base en información del Sistema de Cuentas Nacionales, registró en junio de 2019 una inversión pública apenas del 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) convirtiéndose así en la cifra más baja desde 1939.
Este año se ha mantenido con un crecimiento sumamente bajo, dada la señalada incertidumbre en la IP, pero ante el consenso que se ha logrado, se espera un 2020 que impactará en un rubro económico nacional, y poder llegar a tasas de crecimiento planeadas en la agenda nacional.
Querido lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here