• Ha cometido una serie de tropelías para continuar al frente de la Sección Uno del STPRM: Joaco

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

CIUDAD MADERO, TAM.– El cacique de la Sección Uno del sindicato petrolero Esdras Romero Vega, sigue aplastando la voluntad y los derechos de los trabajadores que no están de acuerdo en que siga al frente de dicho gremio.

Así lo dio a conocer el diputado local Joaquín Hernández Correa, añadiendo que el aún líder de la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana Esdras Romero se enfermó de poder, “y al igual que Carlos Romero, ha cometido una serie de tropelías para mantenerse vigentes y seguir aplastando la voluntad de la gente que está en contra, de la disidencia”.

Joaco, dijo que lamentablemente el gobierno federal no ha hecho nada ni va a hacer nada por evitarlo, “es mi opinión muy particular, respeto la opinión de los demás, pero veo con la experiencia que hemos tenido, que al parecer la Federación no quiere hacer nada al respecto”.

Al pedirle su opinión sobre las publicaciones de dicho gremio en redes sociales donde aparentemente reparte apoyos por el Covid-19, el legislador de Acción Nacional destacó, “mejor que renuncie, no tiene vergüenza, no tienen madre ni él ni Romero Deschamps. Para mí no tienen madre, yo no le tengo miedo a ninguno de esos cabrones”.

Resaltó que muchos trabajadores sindicalizados están en contra de que Esdras Romero y su grupo sigan al frente de la Sección Uno, “lamentablemente le tienen miedo, nadie se atreve a decírselos yo sí me atrevo, este hombre no tiene vergüenza y está enfermo de poder”.

Indicó que le tienen miedo porque “se llenó de hombres de diferentes corrientes delictivas y ahí los tiene. El secretario del Trabajo quién es, un tipo que le dicen el diablo y que a todo mundo amedrenta, a todo mundo intimida, porque el señor (Esdras Romero) quiere seguir ahí”.

Por último, Hernández Correa, hijo del legendario líder del STPRM Joaquín Hernández Galicia “La Quina”; sostuvo que no es justo que gente decente, gente a la que no le gustan los problemas, gente que quiere trabajar, y que no quiere perder su fuente de trabajo, “tiene que rendirse ante la vileza de estos personajes (Esdras y Carlos Romero)”.

“Y esto permitido desde arriba, aunque se diga que Romero Deschamps se hizo a un lado, no es cierto, él sigue teniendo los hilos del poder de todo el sindicato”.