Por: José Efraín Caballero Sevilla
Apoyemos a la juventud

Resulta inédita como nunca antes, la necesidad de impulsar un cambio en la estructura social, que en los últimos lustros se ha caracterizado por la falta de una directriz que encause adecuada y cívicamente, a un segmento de nuestra sociedad de manera prioritaria.
El creciente aumento en conductas antisociales en diversos sectores, donde los protagonistas de este fenómeno han sido satanizados injustamente, corresponde a los jóvenes, ya que son los mediáticamente más difundidos.
El joven en la mayoría de los casos, cuando incursiona en malas praxis, se debe según mencionan los expertos, a estar ligados a una cultura de conflictos familiares, sociales, económicos y políticos.
Víctimas de la discriminación social y excluidos para participar en decisiones importantes, muchos jóvenes identificados en esta problemática, carecen de planes o proyectos de vida.
Son diversos componentes que coadyuvan, en dar como resultado, el producto que se hace presente en la cotidianidad y que se exhibe en los medios de comunicación.
La falta de oportunidades; como el empleo, servicios de salud, educación y espacios para expresarse en la cultura y el deporte; además de la desintegración familiar que va ligada a la falta de orientación, componen el coctel que está presente desde hace algunos años en nuestra sociedad.
El Sistema de Justicia Penal atiende a 7,000 jóvenes, de los cuales uno de cada dos sufrió algún tipo de abuso o violencia física al momento de su detención.
En estadísticas del 2016, el 28 por ciento de los delitos donde la víctima se vio las caras con su victimario, manifestaron que su agresor era menor de 25 años.
La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha mencionado que habrá amnistía para los jóvenes que incurrieron en delitos menores, pues merecen una oportunidad de reinsertarse en la sociedad y puedan ser productivos.
“Pero esta amnistía tiene rostro y las historias de miles de jóvenes que han sido víctimas del contexto social de la violencia, de la desigualdad, de la pobreza en que nacieron”, señaló.
México se precia de ser el país que en 2015 contaba mayor cantidad de jóvenes que cualquier otro país en el mundo, según información difundida por el INEGI, ante lo cual existe un gran potencial que no se encuentra en otras naciones en el mundo.
Países como Japón, Francia, Noruega, Italia, Alemania, Islandia y Finlandia otorgan incentivos económicos para que las parejas tengan hijos, ya que su población ha envejecido y una cuarta parte de su población podría desaparecer en los próximos 30 años, y este es el motor del desarrollo nacional.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destacó el martes a México entre los países miembros que más redujo el desempleo en jóvenes entre 15 y 24 años, al igual que Australia y Japón mientras que Grecia, Italia y España son los países más afectados.
De esta manera se intentan cumplir las tareas correspondientes en nuestro país, para otorgar a este importante sector social las herramientas para que logren alcanzar sus objetivos.
El Gobierno del Estado de Tamaulipas en su sitio oficial, proporciona información para apoyar en la formación educativa a los padres, menciona que: “hay algunas tareas básicas que los padres deben realizar para apoyarlos, como el establecimiento de límites, el manejo adecuado de la disciplina, la transmisión del afecto, la enseñanza de valores a través del ejemplo y la comunicación. Los hijos necesitan sentirse aceptados y parte importante de su familia”.
Para mayor información consulte su página y coadyuvemos a cumplir la deuda social con las nuevas generaciones.
Estimado lector, tenga un excelente día.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here