Por: José Efraín Caballero Sevilla
Combatir los males endémicos en el IMSS
El sector salud, dependiente del gobierno federal, vive una realidad que difiere diametralmente del discurso oficial, porque se menciona estar atendiendo sus diversas necesidades, y es que en la realidad ni siquiera se cuenta con los insumos básicos, como cubre bocas y guantes, lo cual es inaceptable ya que el recurso financiero suficiente, se entendería que está aprobado en la ley de egresos para este periodo 2020.
La 4T tiene algunas asignaturas pendientes en tierras Tamaulipecas, donde los institutos de salud carecen de gran cantidad de medicamentos necesarios y el equipo médico adecuado.
La nueva Delegada Federal del IMSS, Dra. Velia Patricia Silva Delfín, cuenta con una vasta experiencia en los servicios de salud y administración, por lo que dada su capacidad, se espera logre poner los hospitales en orden, además de combatir la corrupción que es un mal endémico que dejaron administraciones pasadas.
Dicha corrupción no se limita al robo de medicamentos y materiales, según señalan algunos empleados de base de dicho instituto, ya que tampoco se les respeta el derecho a concursar en las convocatorias del examen de selección para nuevo ingreso, a los familiares de trabajadores en activo, siendo que es un derecho para ellos el cual no se les otorga, si no cuentan con el visto bueno del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social Sección 10.
Se menciona que los exámenes de las convocatorias, se está planteando llevarlos a cabo en CDMX, lo que sería benéfico para el aspirante, ante los malos manejos que se han dado debido al influyentísmo, compadrazgo y cobro de estímulos económicos que hacen a un lado a quienes cuentan con derechos y el perfil, pero no con la gracia de quienes se encargan de hacer las designaciones.
Todo esto se conoce al interior de la institución de salud por los trabajadores, y tienen la esperanza de que la nueva administración en la entidad, resuelva de manera significativa su problemática ahora con el cambio de Delegado.
Le comentaré, aunado a otros problemas, la necesidad de mayor asignación de recursos en sector salud para Tamaulipas ya que el presupuesto otorgado por la federación parece resultar insuficiente,
Comparativamente para darnos una idea; en 2017 el Instituto mexicano del Seguro Social Delegación Tamaulipas, recibió 11 mil millones de pesos y es una entidad con suma 647 mil 614 trabajadores asegurados y 3 441 698 habitantes mientras que al estado de Coahuila le fueron asignados 12 mil millones y cuenta con 749 mil 621 trabajadores y una población de 2 954 915 habitantes.
La problemática que significa la atención a enfermedades crónicas degenerativas, es la que en muchos casos resulta rebasada por la noble institución pública, dado el mayor gasto presupuestal y en el que se señala desabasto de medicamentos, y esto es por su alto costo.
Sería deseable tanto para derechohabientes como para personal médico, una inyección de recursos del gobierno federal, ya que como le comentábamos líneas arriba, el personal tiene que comprar por su cuenta los cubre bocas y los pacientes igualmente, se ven en la necesidad de llevar en ocasiones material de curación; así las cosas con la falta de insumos que inclusive, no son de alto costo comparativamente con otros medicamentos.
Amigo lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here