Inicia la carrera al 2021


Por: José Efraín Caballero Sevilla

México se enfila de manera inaplazable, rumbo a las elecciones del 2021. Ha superado la barrera de los tiempos políticos, que se reducen a menos de un año ya, donde se elegirán un total de 21,368 titulares a cargos de elección popular, siendo los más importantes las 15 gubernaturas y los 500 diputados federales.
Los congresos locales y las alcaldías de 30 Estados, también entrarán en la disputa, y permítame remarcarle “disputa” ya que los acontecimientos actuales no dan lugar para presumir, el desarrollo de una contienda civilizada, donde los actores polarizan cada día, el ambiente pre electoral.
Ha llegado la etapa preliminar, donde el discurso se ha matizado con encono, tratando de derrumbar las fortalezas contrarias con la consigna, de conquistar el preciado capital político.
Es notable observar, así como se ha venido dando de manera recurrente, una agenda nacional donde quien sigue llevando la pauta, es el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Si bien, la oposición se ha organizado y mediante diversas estrategias ha pretendido recuperar la aceptación de la ciudadanía, que se siente representada por morena y el presidente, no lo ha logrado por su incoherente actuación.
Haciendo una comparativa, el partido oficial y el presidente, abogan por las mayorías, recurriendo a acciones populistas (pero populares), y su discurso va en el sentido de favorecer a los más desprotegidos, además de combatir la corrupción.
Para consolidar la discursiva, se han emprendido acciones legales contra diversos personajes impresentables ante la opinión pública, que hoy se encuentran recluidos, además de destinar apoyos y estímulos económicos, según cifras oficiales que benefician a 5 de cada 10 familias mexicanas.
Mientras por el otro lado, la oposición cierra filas para proteger a esas figuras políticas manchadas por la corrupción, y crítica los apoyos populares, que en consecuencia se traduce en hacer critica a ese ciudadano apoyado por la administración actual.
Esto hace ver la ineptitud y la falta de sentido común de la clase opositora, que si le sumamos el clasismo con que se expresan de los partidarios del gobierno actual, que rondan arriba del 50 al 70 por ciento según las casas encuestadoras, les es imposible darles argumentos para retomarles a estos, quienes en su momento, fueron partidarios y simpatizantes del PRI, PAN, PRD y MC.
La oposición carece de ideas, donde su único planteamiento es denostar lo que se hace en la acera de enfrente. No le queda de otra que modificar su proyecto político, porque de seguir así, el partido oficial se llevará otra vez el carro completo en las próximas elecciones.
Según la encuestadora Demoscopia Digital, morena la tiene libre en la mayoría de los Estados para gobernador, y solo en 4 existe una abierta competencia, Mientras la encuestadora Masssive Caller señaló que morena puede refrendar el dominio del congreso si la oposición no hace alianzas.
En caso de que las coaliciones se mantengan, es decir, si PAN-PRD y MC; morena perdería la mayoría calificada pero continúa con la mayoría simple en el congreso. Este es el pronóstico, y mientras esto se define, no sería mala idea conformar un solo grupo político opositor, como sugirió el presidente, ya que una oposición fraccionada dificulta la suma de votos para ganar elecciones.
La oposición la tiene muy difícil a nivel nacional, siendo necesario cambiar su posicionamiento, y convertirse en una oposición que maneje la agenda nacional, además de sumar proyectos alternativos que superen a los actuales; ya que esta es necesaria para la vida democrática y la competencia administrativa que aporte desarrollo para el país.
Amigo lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here