Por: José E. Caballero Sevilla
1º de julio: ¿Hacia una democracia perfecta?
México se encuentra en una disyuntiva en la cual se habrá de consolidar lo mucho demandado por la ciudadanía a lo largo de su historia moderna como nación independiente y libre, que es el fortalecimiento de su democracia o el estancamiento de esta por la falta de voluntad política de los actores e instituciones participantes en la presente contienda.
La consolidación como país es la primera victoria que se obtuvo a partir de los diversos movimiento civiles, que primero le dieron la independencia nacional y posteriormente la construcción a través de las diversas constituciones y reformas, que han dado pie a las reglas cívicas, por las cuales transitar de manera ordenada en los diversos rubros legales, políticos, sociales y económicos que fortalecieron su vida diaria.
Pero el aspecto regulatorio que mas trabajo ha costado ha sido en el orden democrático, ya que durante largas décadas no existió la competencia partidaria, desde el nacimiento del Partido Nacional Revolucionario y a la postre el PRI, fue quien contó con la hegemonía y el control administrativo del país.
Su rival histórico el PAN fundado en 1939, fue quien logro después de 50 años hasta el año de 1989, obtener sus primeras gubernaturas y en el año 2000 su primera de 2 presidencias de la república, lo cual marca en demasía el tiempo de atraso democrático nacional, ya que siempre la competencia como en todos los ramos será la que permita ofrecer mejores opciones al ciudadano.
Sin duda la labor del primer gran partido en Mexico que es el PRI, fue la solución de la sociedad para avanzar en la vida democrática y creo grandes instituciones de asistencia social como el IMSS, ISSSTE, INFONAVIT, SEP, etc. Estas como las más representativas en su trayectoria administrativa, que obedeció a las clases populares, además durante décadas mantener un desarrollo y crecimiento económico entre los mas altos del mundo; por ello México fue de los países en vías de desarrollo mas importantes en el siglo pasado.
Pero como todo, nada puede ser perpetuo y es necesaria la competencia para que existan mejores ofertas y no se vicien los proyectos, entonces el arribo del PAN al gobierno dio como resultado una competencia de la cual los mejores programas emanados por el partido albiazul son el Seguro Popular desde el 2004, la creación de el Instituto Federal de Transparencia y Acceso a la Información, y un control de la devaluación en los 2 periodos precedentes al actual, entre otros logros.
Con Enrique Peña Nieto las reformas estructurales vienen siendo el legado de este sexenio, del cual hay aspectos que son positivos, pero básicamente por dichas reformas será recordado este mandato.
Ante esto queda en evidencia la marcha y el rumbo en diversas áreas del país donde han ido mejorándose diversos aspectos pero el mas importante ya que de ahí surgen las diversas plataformas y ofertas administrativas nacionales, es el que tiene que ver con lo electoral, ha tenido sus avances importantes desde su actuar independiente con el nacimiento del Instituto Federal Electoral, (IFE) desde 1990 hasta 2014 pasando la estafeta al INE.
Entonces la disyuntiva en la que se encuentra México a unos cuantos días, es el perfeccionamiento de nuestra democracia la cual ha sido el proceso mas largo en nuestra corta historia como país, la cual aun no se logra consolidar, dadas las practicas ilegales como la incitación al voto de parte de organizaciones que no están autorizadas ante los órganos regulatorios, y las situaciones radicales como las anunciadas en los medios recientemente.
El asesinato entre el 6 de septiembre de 2017 y el 27 de junio de 2018 de 101 candidatos a diversos puestos de elección popular en el país, así como el robo de paquetes electorales, son muestras de una resistencia a dar ese ultimo paso para la consolidación.
La prueba democrática se dará este dia 1º de julio, donde el referee que es el Sistema Político Electoral Mexicano tendrá la responsabilidad de dar veracidad al proceso, ante esto Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), y Janine Otálora, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ofrecieron un mensaje conjunto en el que aclaran que no mantienen diferencias entre instituciones electorales.
Calificó la votación del próximo domingo 1 de julio como “las elecciones más grandes de nuestra historia” y señaló que el punto culminante del actual proceso electoral será el 6 de septiembre, cuando el Tribunal Electoral califique la elección presidencial.
El voto ciudadano será la directriz hacia el rumbo y la meta pendiente en perfeccionar de nuestra vida política del país, que es la democracia perfecta.
Querido lector tenga un excelente fin de semana y acuda a votar por el candidato de su preferencia.
Sugerencias y comentarios:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here