Por: José Efraín Caballero Sevilla
Objetivo sexenal: recuperar el salario mínimo
El trazado económico para México dentro de los siguientes 6 años, diseñado por el equipo del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador; estará enfocado en sus aspectos prioritarios a mejorar el poder adquisitivo de los ciudadanos.
El bajísimo crecimiento del Producto Interno Bruto anual, en promedio del 2% que se dio en México en los últimos 30 años, hizo perder un 80 % del poder adquisitivo del salario mínimo en nuestro país.
La estrategia para aumentar el salario sin los estragos inflacionarios, es llegar a un crecimiento del P.I.B. del 6% anual, cosa nada sencilla pero que dependerá de incentivar la producción nacional, las inversiones y no aumentar la deuda pública; además de administrar eficientemente el presupuesto.
Aumentar el consumo interno es una medida que va de la mano, con apoyar la producción nacional, en este caso, es algo sorprendente; que siendo un país que depende en gran medida de su producción agroalimentaria, se está importando maíz, a un costo de $1,363 millones de dólares (2016) así como la soya y el trigo, y como remate, la carne de cerdo, aunque hay que reconocer que la balanza económica es favorable para México en este rubro agrícola, ya que obtiene un superávit de $5,141 millones de dólares ya que exporta más de lo que importa.
Ante este panorama, que es uno de muchos que existen en donde se pueden hacer ajustes, sin tener que caer en la situación Venezolana como por ejemplo, donde por decreto se incrementa el circulante, sin una economía que sostenga la moneda; es diametral hacer esta comparación, pero es un tema que se ha abordado en la opinión pública, a veces sin conocimiento de causa.
De esta manera la economía orientada con un modelo de izquierda, tratará de beneficiar a la clase trabajadora, algo que ya ha hecho eco en el empresariado Mexicano, ya que la Coparmex a través de Gustavo de Hoyos, retomará el diálogo con el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; en busca de un acuerdo para elevar el salario mínimo de 88.36 a 102 pesos, de manera inmediata hacia finales de este año, situación que es viable en términos económicos.
Llegar a este objetivo prioritario, no provocaría inflación o aumento general de precios; ni provocaría cierres o cancelación de empleos, aseguraron especialistas.
El salario mínimo debe subir a 114 pesos diarios; con la finalidad de revertir 10% de la pérdida en su poder adquisitivo; y con ello alcanzar la capacidad económica que se tenía hace una década según los estudios del Observatorio de Salarios.
De manera gradual, se pretende incrementarlo, hasta llegar a la línea de bienestar que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU), situación que se daría por primera vez en 30 años en nuestro país.
Al final de la actual administración federal, el objetivo será haber llegado a $176.72 pesos diarios sin generar inflación, lo cual habla de un incremento casi del 100 % en un sexenio, y revierte lo acontecido sexenio tras sexenio donde se cayó un 80 % en los últimos 30 años.
Estimado lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here