Por: José Efraín Caballero Sevilla
Cambio de estafeta en el gobierno Victorense.
Llegó el cambio de estafeta en la administración pública municipal en Victoria Tamaulipas, hecho en el que la ciudadanía ha confiado su bienestar al galeno Xicotencatl Gonzales Uresti, el cual ha logrado realizar un buen diagnostico sobre las condiciones en las que se encuentra el municipio.
A lo largo de varios meses se dio a la tarea de escuchar las demandas de la población, por lo que ha integrado un equipo de colaboradores que se identifica principalmente por su convicción de lograr los buenos resultados esperados en las diversas Direcciones administrativas, y coadyuvar con el Medico en su plan municipal de desarrollo.
Este es un equipo, que se caracteriza por no haber formado parte de las familias que se han venido intercambiando los puestos públicos de toda la vida en la ciudad; por lo que anteriormente, se había perdido el compromiso de servir a los Victorenses pensando de manera equivocada, que dichos cargos eran “hereditarios” y solo correspondían a ser una fuente laboral y no a tener el honor de servir a sus conciudadanos.
Esta situación ha cambiado, es importante que sea un Doctor que tiene por vocación actitud de servicio, y que conoce los inconvenientes de las familias Victorenses respecto a sus necesidades en el ramo de la salud, y que por este medio conozca las dificultades socio económicas, los problemas de transporte y seguridad que atraviesan diversos sectores poblacionales en nuestra capital para poder acudir a una consulta o una cita.
Es por ello que el diagnostico y el pulso social es bien distinguido por el Doctor Xico, que tendrá que solucionar el problema del desabasto de agua que es la principal necesidad de miles de familias Victorenses, la inseguridad donde se han incrementado los delitos del fuero común, los asaltos y robos.
El próximo periodo, coincide con una etapa difícil para gobernar, dada la línea de austeridad marcada por el siguiente gobierno federal, además de la deuda que se hereda desde el 2010 contraída por el municipio por el monto de 12 millones 499 mil pesos, recursos que tendrán que finiquitarse en el 2020. Por esta razón el presupuesto deberá organizarse con pulcritud y con tacto milimétrico, para poder subsanar las diversas necesidades de nuestra urbe, que es el corazón de Tamaulipas.
Es por ello que una de las ofertas que más énfasis proyectó el flamante alcalde en campaña, fue reforzar la capacidad turística de la entidad, para lo que sin duda en Victoria se pueden realizar proyectos culturales y de ecoturismo; y como estas, mas inversiones correspondientes al desarrollo y diversificar lo hecho por las administraciones pasadas.
Un trabuco en las sillas municipales representan las deudas que recibieron los alcaldes en sus flamantes gestiones; ya que estas hacienden en su conjunto a los mil 647 millones de pesos. La más reciente de la que se tiene registro es la asumida por Gustavo Torres Salinas de Tampico, de la que se deben aun 107 millones de pesos desde el año 2015, y que entre otras cosas cabe recordar se detuvieron a funcionarios de primer nivel de su administración para investigar un presunto desvió de recursos.
Esta problemática financiera que representan las deudas de los gobiernos pasados, reduce el margen operativo de los munícipes pero queda claro que los tiempos que se viven en Tamaulipas se caracterizan por una mayor transparencia y compromiso de parte de los nuevos políticos Tamaulipecos, y podrán sacar adelante su agenda administrativa.
Querido lector pase un excelente día, nos leemos en la siguiente colaboración.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here