Por: José Efraín Caballero Sevilla
Desajustes
La austeridad republicana está llegando de manera directa, al presupuesto de egresos de 2019 que se habrá de asignar a los estados de la república mexicana, donde se está manifestando cierta inconformidad en relación al decrecimiento real del recurso asignado por la federación.
El Gobernador Tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, manifiesta la necesidad de inclusión de los estados en el diálogo por la asignación de los recursos, ya que proyectos prioritarios no tendrían los recursos federales necesarios.
Gobernadores como Javier Corral de Chihuahua, Enrique Alfaro de Jalisco y algunos más, han señalado igualmente su inconformidad, y están buscando sumar fuerzas para contrarrestar este paquete económico; que ata de manos a los estados en cuanto a la viabilidad de presentar obras públicas ante la reducción de la asignación económica.
Esta reducción en el presupuesto habrá de tener impacto directamente en aspectos que son fundamentales; entre estos la educación, a la que se le da una reducción del 6.2 por ciento; igualmente las universidades tendrán menor participación, siendo que estas son uno de los ejes fundamentales en la búsqueda de desarrollo en cualquier país, por lo que representa una equivocación.
Haciendo un análisis sobre la causa que dio como resultado este paquete económico; tiene su origen en el “ahorro” que se busca obtener, en el reacomodo de recursos, recortándose en algunas áreas que no se han considerado prioritarias, esto de manera errónea; igualmente se supondría que otras garantes del estado, como la seguridad, debe contar con recursos suficientes y también se estará viendo afectada.
El ahorro del presupuesto en estas áreas, se pretende utilizar para la asignación de apoyos federales de los que ya la opinión pública tiene conocimiento; que si bien resultan atractivos por la enorme cantidad de becas entre otros apoyos, resulta una contradicción al recortar en el área de educación el presupuesto que es de los que son señalados como estratégicos para el crecimiento; ojala se tomen medidas de parte del gobierno federal y las cámaras para dar solución a esta problemática.
Por otra parte le comentare amigo lector, resulta un hecho histórico el alto incremento al salario mínimo, que llegará el primero de enero a $102.60 en el país, y a $176.72 diarios en la franja fronteriza; esto a iniciativa del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, este salario subirá 4 veces con respecto a la inflación, siendo el más alto del presente siglo y alcanzará por primera vez la línea de bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Con esta medida nuestro estado es uno de los principales beneficiados al contar con un gran capital humano en sus ciudades fronterizas,
Querido lector, tenga un excelente día.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here