Por: José Efraín Caballero Sevilla
Sigue el éxodo Centroamericano.
La ubicación de México en el área continental, le da una posición estratégica y de sumo aprovechamiento al ser el interlocutor de Latinoamérica con Estados Unidos y Canadá; pero igualmente es el paso obligado de migrantes que en estos momentos espera superar la frontera norte del país.
Estando a la espera del asilo Norteamericano y otros ante la nula posibilidad de pasar ilegalmente ante la vigilancia de las autoridades Estadunidenses; están optando por establecerse en México, ya que la situación socio económica de nuestro país, les brinda mejores oportunidades de las que disponen en sus países de origen.
En la actualidad se han otorgado de parte del gobierno mexicano, 2200 visas humanitarias, dándoles la posibilidad de permanecer de manera legal dentro del país.
El poder trabajar en México para los migrantes es un alivio, dada la situación que precedió a su éxodo; y han recibido una buena acogida y ayuda de buena parte de la sociedad mexicana.
El número de migrantes que se han establecido de manera indefinida en el territorio nacional, aun no representa un problema demográfico; están permaneciendo en la frontera ante el mayor ingreso salarial y buscando dar el “gran salto” a la Unión Americana en algún momento.
Parece que será un nuevo reto para las autoridades Mexicanas, este es un fenómeno social que se estaría dando de manera indefinida; solo como ejemplo el día 15 de enero, se rescataron a 28 migrantes de nacionalidad Guatemalteca, Hondureña y Salvadoreña en las afueras de Cd. Victoria Tamaulipas en operativo de vigilancia de la Policía Federal; los cuales manifestaron tener varios días sin beber agua y sin probar alimentos, exponiéndose en su precario viaje, buscando el “sueño americano”.
La sociedad y el gobierno de México, han priorizado la ayuda humanitaria para los ciudadanos centroamericanos, pero en algunos lugares a causado molestia por hechos aislados de vandalismo.
Ante esta situación, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha proyectado una inversión de 30 mil millones de dólares en la frontera sur del país, a manera de activar la economía y el bienestar de la región, con la intención de lograr reducir la migración, y en coordinación con el gobierno del presidente de Estados Unidos Donald Trump, este aportará 4,800 millones de dólares en México y 5,800 millones en Centroamérica, con estas acciones se espera poder frenar el flujo migratorio.
De acuerdo con la prensa hondureña, un grupo anónimo ha compartido en las redes sociales la convocatoria: «Caravana migrante 15 de enero» con la que se busca sumar el recurso humano en esta nueva expatriación, de la que se prevé sean alrededor de 7000 migrantes hacia México, por lo que el éxodo parece seguirá presentándose en el corto y mediano plazo.
Contacto: factorentredos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here