* Necesario que gobierno detenga la violencia contra de mujeres, porque diariamente se asesinan 10 mujeres.
*Presentan el libro Feministas Trostkistas, donde mujeres narran experiencias en la lucha por incursionar en movimientos políticos y sociales.

Irineo Pérez Melo u
Xalapa, Ver.- Al asegurar que la violencia en contra de las mujeres se ha vuelto cotidiana, de las muertes por feminicidios, la activista Ruth Bentancourt Vargas, compiladora del libro Feministas Trostkistas, señaló que en nuestro país diariamente se asesinan a unas diez mujeres, por lo que es necesario que el gobierno federal detenga la violencia en contra de las féminas.

Entrevistada, previo a la presentación del libro mencionado en el que varias mujeres dieron a conocer sus experiencias en la lucha por la igualdad de género y para dar una mayor participación en todos los rubros, consideró necesario que el gobierno se responsabilice de la violencia.

“No estamos exigiendo que se castiguen culpables, sino que el gobierno resuelva este problema que tiene que ver con la falta de empleo, de educación, de oportunidades y también con una falta de cultura de equidad y respeto a las mujeres”, añadió.

Mencionó que ante este panorama, las autoridades de Veracruz están considerando ya este problema, “es difícil que haya ya una respuesta, pero ya es un gran avance que se esté reconsiderando y se reconozca, que se le abran espacios a las mujeres, ya es un avance para nosotras”.

Sin embargo, refirió que no se van a desistir de sus demandas, hasta que en este país no cese la delincuencia, no cesen los feminicidios, no cesen los homicidios, aunque aceptó que puede haber un reconocimiento de la violencia hacia las mujeres en el término discursivo y de las leyes, pero en la realidad hacer que esto disminuya es un proceso complejo.

“Nosotras pensamos que desde la base de la sociedad hasta los niveles donde están las decisiones políticas, desde allí se debe comenzar. Nosotras sí vemos un gran avance, porque las compañeras y compañeros se expresas, pero debe haber políticas públicas para el cese de la violencia contra las mujeres”.

Y fue enfática al señalar que la cuestión de las desapariciones, de los homicidios y de los feminicidios es una cuestión de estado, no es una cuestión que se resuelve, aunque es importante una educación en las familias, en las escuelas, en los centros de trabajo, también ahí exigimos y convocamos a un cambio de paradigmas, en el sentido de que se reconozca el papel de las mujeres, pero también que se les respete y se les ubique en su papel de trabajadoras.

Finalmente, se refirió al libro mencionado, en donde se aborda la lucha del feminismo, junto a los movimientos sociales y políticos que se han vivido en los últimos 40 años, en la cual las actoras principales narran de viva voz la experiencia que tuvieron que afrontar frente a un Estado totalmente cerrado a la oposición y a dar el lugar que la mujer merecía tener y que a través de esta lucha se logró incidir en ese contexto con la nominación de Rosario Ibarra a la candidatura a la presidencia de la República.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here