*Están simplificando demasiado el caso, porque no se está atendiendo la ruta de la trata de personas: Miriam Lagunes. 

Xalapa, Ver.- El caso del feminicidio de Viridiana Moreno, quien desapareció el pasado 18 de mayo en Ciudad Cardel y cuatro días después fue encontrada muerte en el municipio de Úrsulo Galván, es un caso mal llevado desde un principio, generando inconformidad en la familia y en la sociedad civil organizada, que demanda justicia por este artero feminicidio.

Así lo informó Miriam Lagunes Marín, integrante del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, quien dijo que en este asunto hay mucho hermetismo por parte de las autoridades, y no aceptan la realización de un peritaje alterno para determinar si el cuerpo encontrado es de ella o no. 

Dijo que como representante del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres existe contacto con la familia, quien ha sido muy clara en no aceptar el peritaje de la Fiscalía y quieren la realización de uno externo, pero que les han puesto trabas para no practicarlo. 

En su opinión, consideró que la manera en que se manejó este caso fue completamente irresponsable. “El hecho que el Gobernador del Estado haya dicho que estaba resguardada y posteriormente haya aparecido su cuerpo es una cosa terrible”. 

Aparte, dijo, están simplificando demasiado el caso, “no sabemos si también haya una ruta que tenga que ver con la trata de personas, cómo un individuo pudo hacer todo esto, se necesita dinero, se necesita de más cómplices que él solo no lo puede hacer, simplemente está muy raro el asunto y quisiéramos que se haga justicia”, recalcó. 

Aunado a lo anterior, se tiene conocimiento que Viridiana dejó un hijo, que dejó una familia destrozada y a la fecha, lo que no sabemos es el tipo de apoyo que se le está brindando a la familia al ser víctimas también del feminicidio de una mujer, dijo por último.

Están simplificando demasiado el caso, porque no se está atendiendo la ruta de la trata de personas: Miriam Lagunes.