* Como siempre, PEMEX pretende ocultar lo que es evidente, evadiendo su responsabilidad al contaminar el medio ambiente

CIUDAD MADERO, TAM.- Hace unos días se registró un derrame de gas en la plataforma Arenque, lo cual causa afectaciones en lugares como playa Miramar, presentándose en la orilla del máximo paseo grandes cantidades de chapopote.

Sin embargo, Petróleos Mexicanos oculta los hechos, poniendo una serie de excusas que no son creíbles y que lo único que hacen es evadir su responsabilidad.

Al respecto el regidor presidente de la comisión de ecología en Madero, Martín Valdez Quiroz, dijo que se están dispersando los gases y se ha presentado incluso producto (chapopote) en la zona de bañistas del máximo paseo.

Mencionó que el malestar es latente y la presencia de chapapote es muy evidente, por lo que la unidad de medio ambiente levantó el reporte correspondiente ante a la Agencia de Seguridad Ambiental.

Resaltó que es precisamente la agencia quien gira las indicaciones pertinentes a Pemex para llevar a cabo la limpieza de las áreas afectadas, algo que desde la mañana se viene realizando.

Valdez Quiroz, abundó que la Unidad de Medio Ambiente toma conocimiento del hecho y es la Agencia de Seguridad Ambiental la que determina si hay sanción para Petróleos Mexicanos.

COMUNICADO DE PEMEX

Por su parte a través de un boletín informativo, Petróleos Mexicanos trata de confundir a la opinión pública al hacer creer que el producto que ha llegado hasta la orilla de la playa es un fenómeno visual, cuando el chapopote se encuentra ya en la arena del máximo paseo. A continuación se transcribe el comunicado enviado por la paraestatal a diversos medios de comunicación:

“PEMEX y Petrofac realizan labores de limpieza en Playa Miramar

“Cd. Madero, Tam.- La mañana de este miércoles se observaron iridiscencias de un producto aceitoso en la playa de Miramar en Ciudad Madero, por lo que especialistas de Petróleos Mexicanos, en coordinación con la empresa Petrofac, se trasladaron hasta el lugar para realizar la investigación pertinente para conocer la procedencia del mismo, además de desarrollar labores de contención y limpieza en esta zona.

“Cabe recordar que ambas empresas hacen labores de reparación y sellado con equipo especializado de buceo en el Oleogasoducto 2.

“El Golfo de México es una zona relativamente frecuente de emersión de chapopoteras naturales, por lo que no se descarta que pueda originar este tipo de eventos”.

Cabe destacar que al principio del comunicado, PEMEX busca distraer la atención queriendo dar a entender que el chapopote se trata más bien de un fenómeno visual, señalando que se trata de iridiscencias de un producto aceitoso, lo que evidentemente no es así, pues se pudo constatar que es chapopote el producto que ha llegado a las orillas de la playa.

Para una explicación más clara, la iridiscencia es un fenómeno óptico caracterizado como la propiedad de ciertas superficies en las cuales el tono de la luz varía de acuerdo al ángulo desde el que se observa la superficie, como en las manchas de aceite, las burbujas de jabón, las alas de una mariposa y el lado reproducible del disco láser, ya sea CD o DVD. La iridiscencia es causada por múltiples reflexiones de la luz en múltiples superficies semitransparentes, donde los subsecuentes cambios de fase e interferencia de las reflexiones modulan la luz por la amplificación o atenuación de las diferentes longitudes de onda.

La definición de iridiscencia no tiene nada qué ver con lo que está sucediendo en la playa Miramar, pues se reitera que es chapopote el hidrocarburo encontrado en la orilla del máximo paseo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here