• Sumados a un paro nacional los pescadores y despicadoras bloquearon de nuevo la calle Heriberto Jara de la colonia Morelos; ahora sí habló un representante de gobierno federal con los armadores y acordaron hacer una mesa de diálogo

Por: María de Jesús Cortez

Tampico,Tam.- Por quinta vez, pescadores del sur de Tamaulipas realizaron una protesta en la colonia Morelos, esta vez sumados a un movimiento nacional de este sector productivo en demanda por un precio justo por el litro de Diésel marino. Los pescadores tienen cinco meses sin trabajar y los patrones ya no pueden con ese gasto. A diferencia de las veces anteriores, este viernes, en punto de las 12:15 horas tuvieron respuesta de la Federación.
Fue a eso de las 9 horas que más de 600 pescadores se atravesaron sobre la calle Heriberto Jara, en la colonia Morelos, afuera de las empresas donde trabajan e impidieron el tráfico vehicular pesado que llega o sale del puerto de Tampico así como unidades particulares.
Incluso, los manifestantes bloquearon el paso al tren pues están desesperados porque la Federación no escuchaba sus reclamos.
Respecto a este nuevo bloqueo, fue entrevistado Juan Enrique Hernández González, quien dijo ser capitán del barco Quintín XV, mismo que habló de la necesidad de que el gobierno federal los escuche y le dé apoyo al Diésel marino.

“Estamos esperando que llegue a oídas del señor presidente y los armadores si no baja el Diésel no quieren sacar los barcos a pescar y nosotros como dice el refrán en las cosas que pasan en México las paga el pueblo, queremos que llegue a oídos de él”, señaló.

Refirió que es injusto que en Estados Unidos el diésel cuesta 7 pesos e incluso en otros lados está a cinco pesos y en México que somos productores de petróleo está 3 veces más caro.

“Queremos que baje a 10 pesos de perdido, la mayoría estamos desesperados, ya queremos estar allá pescando”, aseveró.

Por otra parte las despicadoras que apoyaron esta protesta Maria de la Luz Galván, quien lleva 38 años en esta labor y Alejandra Orozco, con 30 años en esta actividad, expresaron que es necesario el apoyo del gobierno federal para que baje el precio del diésel.

Dicen que se suman al paro que hacen los pescadores porque si ellos salen perjudicados ellas también ya que si ellos no tienen trabajo ellas tampoco.
Hicieron ver que sólo sacan a veces 60 pesos y eso no les sirve para comer y menos para llevar a sus familias el sustento por lo que se unieron al reclamo que pescadores hacen a la Federación para que baje el precio del litro del combustible.
“Nos ganamos 60 u 80 pesos, qué vamos a hacer con eso, queremos que nos ayuden para que bajen el Diésel porque hay que pagar luz y agua y queremos que los pescadores puedan salir al mar para que todos podamos tener trabajo”, aseveraron las despicadoras.

Fue a eso de las 12:15 horas que los pescadores retiraron su protesta luego de que los armadores recibieron una llamada de la Federación, del Dr. Felipe Garza Narváez representante en Tamaulipas de la Secretaría de Gobernación.

Señalaron que se abrió una mesa de diálogo, misma que llevarán a cabo el próximo martes en Tampico o Ciudad Victoria, por lo que los manifestantes esperarán a ver qué resulta de ese diálogo para tomar decisiones futuras.