* Familiares aseguran que su plagiaria puso en riesgo la vida de Jessica

Por: Isaac MOLINA ZAPATA

ALTAMIRA, TAM.- Total indignación existe entre la comunidad debido a que la joven altamirense que llevaba 19 días desaparecida, finalmente fue entregada por la persona que se la había llevado en contra de su voluntad.

Teresa Alcocer, mujer que se había llevado al parecer a la fuerza a Jessica Lizette García Cortés, decidió entregarla, pero lamentablemente en esos 19 días que estuvo en su poder, la salud de la jovencita se deterioró dramáticamente.

Ahora los padres de Jessica están molestos e inconformes con la decisión de la PGJT en la zona sur, debido a que a pesar de que ellos denunciaron a Teresa Alcocer la autoridad la dejó en libertad.

María Dolores García Juárez, tía de Jessica Lizeth indicó que a pesar de ello continuarán acudiendo a las instancias correspondientes para pedir que Teresa Alcocer sea detenida.

Añadió que ya se presentaron ante la Comisión de Derechos Humanos, asegurando que esta mujer indica que tiene una relación sentimental con la joven, quien cabe recordar tiene 19 años, pero una edad mental de una niña de 12, por un problema de salud que tuvo de nacimiento.

Visiblemente consternada por la salud de su sobrina, Dolores García explicó que las autoridades no tomaron en cuenta ninguno de estos atenuantes ni siquiera que Jessica regresó con casi 10 kilos menos de peso y durante este tiempo no tomó su tratamiento médico, lo que evidentemente deterioró su salud ya que además ahora presenta taquicardias.

“Si la hubiera entregado en las mismas condiciones en las que se la llevó a lo mejor no afectaba pero sí está aparte de desnutrida, muy mal”, resaltó Dolores García.

Aseveró que la PGJT cometió algunas irregularidades en el caso como llamar a la familia seis horas después de que Teresa Alcocer entregara a la joven y hacer declarar a Jessica, sin estar ni su familia, ni un abogado presente.

“Yo hablé a Derechos Humanos y dijo que por su capacidad de ella (Jessica) por su enfermedad y por el certificado médico, debía tener un abogado, ella no podía declarar así y nos hablaron muchas horas después”, añadió la tía de Jessica.

Por último, sostuvo que insistirán ante la autoridad para tome en cuenta estas inconsistencias, ya que además del evidente mal estado de salud de Jessica, la mujer que se la llevó le cortó el cabello y está llena de piojos lo que evidencia que no estuvo bien cuidada y ante la falta de medicamentos puso en riesgo su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here