El INEGI reportó que en la primera quincena de julio de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.43 por ciento respecto a la quincena anterior, con lo cual la inflación general anual se ubicó en 8.16 por ciento. En la misma quincena de 2021, la inflación quincenal fue de 0.37 por ciento y la anual, de 5.75 por ciento.
El índice de precios subyacente avanzó 0.34 por ciento a tasa quincenal y anual, 7.56 por ciento. En el mismo periodo, el índice de precios no subyacente subió 0.68 por ciento quincenal y 9.96 por ciento a tasa anual.
Al interior del índice subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías incrementaron 0.38 por ciento y los de servicios, 0.30 por ciento.
Dentro del índice no subyacente, a tasa quincenal, los precios de los productos agropecuarios crecieron 1.22 por ciento y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, 0.23 por ciento.

INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCION

Por otra parte, el INEGI informó que a partir de esta fecha, la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) difundirá sus resultados con mayor oportunidad. En este contexto, las estadísticas de las empresas constructoras del país estarán disponibles, en promedio, a los 52 días de concluido el mes de referencia. Esto representa una reducción de dos días en comparación con las publicaciones previas.
En mayo de 2022 y con datos ajustados por estacionalidad, los resultados de la ENEC indican que el valor de la producción generado por las empresas constructoras aumentó 2.2 por ciento en términos reales respecto a abril pasado.
En mayo de este año y con cifras ajustadas por estacionalidad, el personal ocupado total disminuyó 0.8 por ciento a tasa mensual, las horas trabajadas, 0.3 por ciento y las remuneraciones medias reales incrementaron 0.7 por ciento.
A tasa anual y con cifras desestacionalizadas, el valor real de la producción de las empresas constructoras creció 6.2 por ciento, las horas trabajadas, 4.4 por ciento, el personal ocupado total, 4.2 por ciento y las remuneraciones medias reales, 1.5 por ciento.

VENTAS DE AUTOS

También el INEGI reportó que en junio de 2022 la venta de vehículos ligeros nuevos fue de 90,368 unidades, 1.9 por ciento mayor al número de unidades comercializadas en junio de 2021.

En el acumulado enero-junio de 2022 se registraron 518,424 vehículos ligeros nuevos vendidos, lo que representa una reducción de 0.4 por ciento con respecto a lo reportado durante el mismo periodo de 2021.

Lo anterior refleja desde luego la situación por la que atraviesa la industria automotriz derivado de varios factores, como los efectos de la pandemia, y la escasez de chips electrónicos, aunado a la inflación que se registra actualmente.