*Padres de familia cuyos hijos estudian en cuarto grado de primaria advierten que no regresarán hasta que les devuelvan a quien dicen es un excelente docente.

Un maestro de cuarto año de primaria en la escuela Carmen Serdán de esta ciudad, decidió pasar toda la noche afuera de la escuela en protesta porque lo cambiaron de grupo. Padres del salón, por su parte, apoyan al docente presionando a directivos del plantel no llevando a sus hijos a clase.
Fueron los padres Lizeth Soriano, Juana Leticia Hernández, Ricardo Rojas quienes calificaron al maestro Emilio Castro de excelente e ideal para sus hijos pues tan solo en un mes ha logrado cambios radicales en el comportamiento y aprovechamiento escolar de los infantes por lo que no están de acuerdo en que se los quiten para reubicarlo a sexto grado.
«El argumento para cambiarlo a sexto es porque quieren que salgan los alumnos con muy buena calificación y nos saca de onda porque entonces los demás maestros no son buenos o qué?, por qué nada más se agarran de ese maestro, todo mundo lo anda peleando porque es excelente maestro y sí», indicaron los padres.
Se quejan de que la supervisora, a pesar de conocer el problema no haya intervenido hasta el momento. «Esta decisión fue del director Raúl Tamayo Garza, dice que en Victoria ya está hecho el cambio porque les piden una plantilla pero él todavía en sí sabe si sí o no, lo va a resolver ahorita están hablando con los maestros de quinto y sexto por ese movimiento eran dos quintos ahora va a ser uno, era un sexto ahora van a ser dos por eso están pidiendo al maestro de quinto para un sexto entonces nosotros pedimos al maestro porque inició con los niños y este cambio en un mes es totalmente diferente», detallan los quejosos.
Reconocieron que sus hijos antes gritaban en el salón, había agresiones y decían groserías, los papás los llevaron con el psicólogo y resulta, según dicen, que el problema era la maestra anterior y éste que en un mes ha trabajado con ellos se ha visto un cambio en cuestión de respeto, valores. «Entras al salón nunca habíamos visto se levantan saludan se mantienen en silencio mientras el maestro atiende a la persona y eso nunca lo vimos el año pasado», recalcan.
«Queremos al maestro, si no nos van a apoyar hay gente más arriba y a lado tenemos a la jefa de sector, también vamos a acudir a ella y en caso de que tampoco vamos a ir al Crede pero vamos a buscar la manera de que el maestro se quede» resaltaron.
Cabe destacar que de ese grupo de cuarto año sólo acudieron a clase de diez a doce niños cuyos padres no tienen dónde dejarlos porque trabajan pero el resto se quedó en casa a medida de presión hacia la escuela.
Advierten que hasta que se arregle la situación volverán a las aulas pues lucharán hasta que les regresen al maestro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here