Una definición libre de partidos políticos sería: organizaciones superiores de la sociedad cuyos miembros se organizan con el objetivo de obtener el poder; sin embargo, desde la posrevolución hasta nuestros días son contados los institutos políticos que honran esa vocación pues algunos se han constituido como contrapesos, comparsas o acompañantes de organizaciones de masas. También se les conoce como partidos satélites o paleros ya que se lanzan a las campañas con el propósito de perder y ser los primeros en levantarle el brazo al ganador.

De los vigentes podría decirse que el PAN, el PRI y MORENA siguen cumpliendo con la definición de partidos políticos ya que sus miembros piensan en serio en llegar y mantenerse en los gobiernos sean estos nacional, estatal o municipal. Los tres citados han ocupado la presidencia de la república; el tricolor durante más de ochenta años, el blanquiazul por dos sexenios y el tercero es la primera vez que llega al palacio nacional abanderando al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador. Los partidos que aspiran realmente a trascender en la historia del país llegan al gobierno e intentan quedarse hasta cumplir con sus objetivos; es de esperarse que MORENA se quedaría en la presidencia de la república, cuando menos, dos sexenios.

Vale mencionar que en sus inicios el Partido de la Revolución Democrática era una organización que pretendía seriamente quedarse en el gobierno, sin embargo, la llegada a su cúpula de un grupo de políticos oportunistas le llevó a alianzas vergonzantes con PRI y PAN que les han llevado prácticamente a la liquidación. En estos momentos el sol azteca languidece y, renunciando a sus orígenes como parte de la izquierda mexicana, se ha aliado a la derecha más conservadora (valga la expresión) ya que sus representantes son los más rabiosos impugnadores del gobierno de AMLO. El PRD ha devenido en un satélite de la reacción nacional.

Antiguos partidos satélites fueron el Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) el Popular Socialista (PPS) y otros que apoyaron al PRI en numerosos comicios a cambio de migajas en los congresos o en los ayuntamientos. En la actualidad los partidos de acompañamiento siguen vigentes y un caso emblemático es el Verde (PVEM) que lo mismo se ha aliado con el PRI, con el PAN o con MORENA. Otros satélites serían el PT y el PES que giran en torno al partido de AMLO. En el remoto caso de registrarse, el partido México Libre sería satélite del PAN ya que la pareja Calderón Zavala tiene su origen ideológico en esa corriente política que abandera a las élites.

INICIADO FORMALMENTE el proceso electoral rumbo a las elecciones del 2021, el dirigente estatal del PRI en Tamaulipas, Edgar Melhem Salinas hizo un vehemente llamado a las autoridades electorales para que vigilen el desarrollo de estas acciones y eviten que el gobierno meta las manos como se ha dado en anteriores elecciones. “Esperamos un proceso competido de diputados federales, alcaldes y diputados locales y hacemos desde aquí de Nuevo Laredo un llamado a las autoridades electorales a que estén al pendiente, porque anteriormente vimos un exceso en la intervención de programas sociales en el estado y federales”, señaló.

En su tercera visita oficial a Nuevo Laredo, Melhem Salinas se reunió con la estructura del partido y ofreció una conferencia de prensa, en la que dejó en claro que la ayuda a la ciudadanía es ahora que la gente lo necesita y no en las campañas electorales como se acostumbra. “Yo quisiera ver los camiones y camiones de despensas entregándose ahorita en la pandemia y no el año que entra aprovechando la coyuntura electoral, estamos a favor de la entrega de apoyos a la gente, pero causalmente ahorita ya están organizando los comités de colonia y eso se nos hace muy extraño”, dijo.

Acompañado por el presidente del Comité Municipal, Jesús Valdez Zermeño y la secretaria del partido, Elia Cárdenas Guajardo, así como la diputada local Yahleel Abdala Carmona, el dirigente del PRI estatal dio su voto de confianza a las autoridades electorales para que se conduzcan con la debida transparencia y equidad. “Que se cumpla con la ley sobre todo en el tema de la aplicación de recursos públicos”, agregó y reiteró que el PRI en Nuevo Laredo está en condiciones de dar la sorpresa en las elecciones del próximo año, y aunque están trabajando hacia el interior con la idea de participar solos, tampoco descartó la posibilidad de formar alianzas con otros partidos políticos. El tricolor sigue empeñado en sobrevivir como partido de verdad.

“Tenemos mucha confianza en dar la sorpresa el próximo año, no es casualidad ni va a ser circunstancial, aquí lo vivimos, en el 2015 estábamos 20 puntos abajo y la ganamos, ahorita hay encuestas donde no estamos 20 puntos abajo, en donde en algunas encuestas son empates técnicos entre los tres partidos políticos y eso nos va a permitir estar en la competencia”, precisó. Mencionó que estas posibilidades aumentarán en el momento en que se conozcan los nombres de los candidatos priistas a alcaldes, a diputados federales y en los tres distritos electorales locales. De no cumplirse el propósito optimista de Edgardo Melhem Salinas, el añoso partido de la posrevolución pasaría a convertirse en una simple organización de acompañamiento, satélite pues.

“El único partido que tiene candidatos que pueden sumarle más a la estructura es el PRI, cuando nosotros le ponemos nombre y apellido, el partido crece; cuando otros partidos le ponen nombre y apellido, caen”, aseguró. Indicó que el PRI está listo para recuperar no sólo Nuevo Laredo, sino varios municipios tamaulipecos, sobre todo en donde ha habido un mal desempeño de las autoridades estatales y federales, en donde esos alcaldes enfrentan cerca del 80% del rechazo social”. Lo entrecomillado no tiene desperdicio, demuestra que el tricolor no entiende la nueva realidad.

Por su parte, el dirigente local del PRI, Chuy Valdez, a pregunta expresa de los reporteros, aseguró que muchos militantes que se alejaron del partido, incluso, algunos que participaron como candidatos con otras siglas, ya están trabajando para que el PRI regrese al gobierno. “Cuando se fueron, ellos esperaban un cambio en el 2016 y luego en el 2018, pero se han visto decepcionados porque en vez de irles mejor, les ha ido peor, entonces, el PRI está abierto a los ciudadanos, a los militantes que se habían alejado, están haciendo un trabajo de acercamiento y de invitar a la gente a la reflexión para que nuevamente confíen y apoyen al PRI”, señaló Valdez Zermeño. Los representantes locales tampoco entienden que siguen siendo partido de gobierno en varias entidades y numerosos municipios. Se dan por despedidos y quieren volver.

Con relación al tema de financiamiento para las campañas electorales, EMS se lavó las manos y señaló que actualmente cada comité ha hecho esfuerzos propios para financiar sus actividades y eso sirve de ensayo para lo que se viene. Cada candidato priista deberá formar su propio comité de financiamiento, dentro de los lineamientos que marcan la ley, ya que las prerrogativas no serán las mismas que en otras ocasiones. Para las próximas elecciones, el PRI recibirá cerca de siete millones para los 43 municipios, “no es una cantidad muy alta pero la manejaremos con transparencia”, aseguró el gerente del PRI.

Correo: amlogtz@gmail.com