*Esta exigencia de las autoridades son lesivas para la economía de los trabajadores del volante y son recaudatorias: Evelia Sánchez.

Por: Irineo Pérez Melo u
Xalapa, Ver.- Concesionarios y trabajadores del transporte público, en su modalidad de taxi, marcharon de las instalaciones del Teatro del Estado a las oficinas de la Dirección General de Transporte Público para manifestarse en contra de los cobros excesivos que pretenden hacer para regularizar la unidad con la que ofrecen el servicio respectivo.

Evelia Sánchez Morales, secretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores y Anexos del Estado de Veracruz (SITAEV), consideró como lesivas a su economía las exigencias de las autoridades del ramo para reordenar las unidades, de la que se está demandando un ¡ya basta! a esas acciones que son consideradas como recaudatorias a menos de mes y medio de concluir el mandato constitucional.

«Nos exigen, por ejemplo, registrar las unidades y a los choferes, y en la tramitología se nos va todo el día. Nos hacen venir a la Dirección de Transporte Público para realizar el registro y después nos hacen ir al Velódromo para otros registros, y en ello se nos va todo el día o varios días, el trámite es muy largo», añadió la lideresa taxista.

Expresó que los concesionarios y trabajadores del volante están de acuerdo en que se ordene el transporte público y evitar con ello la infiltración de la delincuencia, pero se está pidiendo que el trámite para el registro de las unidades, choferes y concesionarios sea más ágil y evitar con ello pérdida de tiempo y dinero.

Un tanto molesta, advirtió que los que trabajamos en este sector “no somos delincuentes, como se nos quiere catalogar, que esto quede claro, por lo cual se aceptó que haya este tipo de registros, pero se pidió que sean más ágiles y menos costosos”.

Reconoció que en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares el gremio taxista ha sido el más perjudicado con la imposición de medidas recaudatorias desde el inicio de su administración y que a la fecha esto se sigue dando. Ahora a mes de medio de concluir su gestión, se exige el tarjetón de identificación, el cual para su otorgamiento se deben cubrir alrededor de mil pesos por su emisión.

Al manifestar su total rechazo a estas medidas, los transportistas manifestaron que el mensaje circulado en las redes sociales el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quiere justificar su ineficiencia e ineptitud para manejar la seguridad buscando en el gremio taxista un chivo expiatorio.

“Desde un principio dijimos que este programa de reordenamiento del transporte público era meramente recaudatorio”, reiteraron.

Luego de la marcha, los concesionarios y trabajadores del volante fueron recibidos por Rafael Eugenio Escobar Torres, director de Transporte Público, quien de manera categórica les indicó que los operativos implementados no se pueden detener, porque se debe cumplir con la norma vigente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here