Por: José Efraín Caballero Sevilla

El escenario actual económico para México, lo posiciona en recuperación con respecto al año anterior, ante la crisis provocada por la pandemia del Covid 19.

Entre las distintas mediciones que le otorgan este diagnóstico, se puede mencionar que está cerca de recuperar la totalidad de las plazas laborales que se habían perdido desde abril, ante los cierres en distintas actividades comerciales; medida implementada para evitar la mayor proliferación del Covid – 19 en la población.

Fueron 12.5 millones de empleos que se perdieron ante el establecimiento de dicha medida sanitaria, de los que ya se han recuperado en este 2021 9.5 millones, cifra oficial del organismo independiente INEGI, en base a su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.  

Los empleos faltantes actualmente, corresponden en su mayoría a quienes laboraban en restaurantes, hoteles y transportes; además de pequeños comercios, lo que indica que si se ha respetado en gran medida el confinamiento de parte de la población, por lo que será difícil que en el corto plazo se logren reestablecer estos empleos, ante las medidas que se mantienen vigentes de parte de las autoridades sanitarias.

Para el Estado de Tamaulipas, lo peor de la situación también parece haber quedado atrás, fue en los meses anteriores cuando las cifras del desempleo se dispararon. En diciembre del 2019 estaban registrados 677 mil 706 empleos, mientras que en junio de 2020 ya con los estragos económicos por la pandemia, solo permanecían 590 mil 135 registros, lo que representó una pérdida de casi 200 mil empleos en ese periodo, según información proporcionada por el IMSS.

Actualmente existe una recuperación en el Estado, al inicio de este año se contabilizaban 656 mil 892 trabajadores Tamaulipecos dados de alta en el IMSS. Aunque no existe aún una recuperación total en el área laboral, se tiene un déficit de 17 mil 342 empleos con respecto al mismo periodo del año anterior.

Le comentare que la situación es más grave en la Ciudad de México, en donde una cuarta parte de los ciudadanos han perdido sus empleos, según una encuesta dada a conocer por un medio nacional, por lo que se encuentra en una condición de las más difíciles entre las diversas entidades.

Por su parte, el gobierno de México, a través de su nueva Secretaria de Economía, Tatiana Cloutier, implementará un plan de gran magnitud, con el que promoverá la reactivación económica mediante cuatro ejes principales.

Entre lo más sobresaliente de este proyecto, es el impulsar a los sectores innovadores para la exportación, además de integrar a las empresas en la llamada cuarta revolución industrial, así como a las tradicionales.

La promoción de estímulos fiscales, el desarrollo de cadenas productivas, transferencia tecnológica, además de un nuevo programa de apoyo a las pequeñas y medianas empresas a partir del mes de febrero, es parte del gran programa que está apegado al plan nacional de desarrollo federal.

Llama la atención, el giro que da la Secretaría de Economía, que anteriormente no se le veía trabajo y se mantenía en el letargo con su ex Secretaria Graciela Márquez Colín, y poco o nada ayudó al gobierno de la 4T, y que hoy bajo la dirección de Tatiana Clouthier, se nota un cambio radical en las directrices económicas, apenas recientemente que ha tomado la titularidad en esta importante área del gobierno federal, por lo que se esperan aun grandes cosas.

Además de estos indicadores, podemos sumarle el aumento del salario mínimo que fue de 141 pesos en el país y de 213 pesos en la zona norte fronteriza, que se espera impulsará el consumo interno en el presente año, además del combate a la pandemia mediante las campañas de vacunación que gradualmente retomará la normalidad económicamente activa para la ciudadanía, mediante las respectivas medidas de seguridad sanitaria.

Querido lector, que tenga un excelente día, nos leemos la próxima.

Contacto: factorentredos@hotmail.com