*Murió de asfixia y calor.

Un niño de dos años de edad murió la mañana del miércoles por asfixia y la alta temperatura a la que fue expuesto durante aproximadamente seis horas luego de que su padre lo dejó por olvido en el interior de su auto. Pese a que lo llevó a una clínica privada ya no había nada qué hacer.

La tragedia la confirmó el delegado de la Procuraduría General de Justicia del Estado en la zona sur, Juan José Espino Ascanio quien narró que el hombre llegó con un niño en brazos al hospital privado Cemain ubicado en la avenida Hidalgo pidiendo que lo asistieran de urgencia pues lo había dejado olvidado en el interior de su carro. Al revisarlo, el pequeño ya no contaba con signos vitales.
La tragedia comenzó cuando la esposa le encargó que lo pasara a dejar a la guardería, y éste obedeciendo la indicación, lo subió al automóvil y lo aseguró en el portabebé en el asiento trasero.
Sin embargo al conducir, se olvidó que traía a su hijo en la parte trasera, llegando a su lugar de trabajo, presuntamente en la avenida Ejército Mexicano.
Ahí descendió de la unidad y entró a las oficinas en donde labora y se olvidó por completo que traía a su hijo en la parte trasera.
Ya por la tarde, la esposa acudió a la guardería, pero ahí le indicaron que al niño no lo habían llevado, por lo que se comunicó con el esposo para preguntar el porqué no lo había llevado.
Fue entonces que el hombre se acordó que lo había dejado en la parte trasera del carro, corriendo hasta donde lo había dejado estacionado.
Descubrió que el niño estaba inconsciente, por lo que se inmediato se dirigió al hospital en donde corroboraron que ya se encontraba sin vida.
Espino Ascanio, apuntó que están realizando las investigaciones, a fin de fincar responsabilidades por el deceso del menor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here