Por Ramón Padilla Loo

¿A que le Tiras Cuando Sueñas mexicano?:
LAS EXTRAÑAS MISTURAS PARTIDISTAS:
¿SUSTENTADAS DEMOCRÁTICAMENTE?

A que extremo han llegado los candidateables a la Presidencia de México en esté 2018 que, se dicen a sí mismos, ser los salvadores del país mexicano. Y que en la frenética persecución de esa promesa, no les importe el efecto que causen y mucho menos la exhibición grotesca de ellos mismos, al estar librando una batalla personal, donde la denostación de unos contra otros es el pan de todos los días. Siendo que, lo único que el pueblo quiere escuchar de esos candidatos, es solo las mejores propuestas, para sacar adelante un país que se está hundiendo en la desesperación, la ignominia, la marginación, la degeneración y la violenta discriminación que, apabulla ferozmente y determinantemente el progreso de una nación, donde la libertad cada día es más difícil de sostener.

La extraña mezcla de corrientes ideológicas partidistas, han creado un venenoso cóctel que, ya no tienen razón de ser, mucho menos que las consecuente y avale el INE (Instituto Nacional Electoral) que, las considera plataformas de lanzamiento, para que esos partidos políticos designen a cualquier tipo de personas, para que puedan participar en una elección constitucional, para gobernar o pretender legislar. La verdad ya en este tiempo, esas corrientes partidistas son obsoletas y se han venido “balconeando” ante el pueblo mexicano que lucha y trabaja constantemente, para que sus hijos e hijas estudien y se preparen para un futuro mejor y que cada vez es más difícil lograrlo con esas asociaciones de gente que nada más lucra desde una posición en el gobierno, acabando con la paciencia y despertando de su letargo al ciudadano…que como tigre adormilado, nada más espera el momento preciso para desatarse.

El causante de que todas esas situaciones se den en la vida del mexicano, es el voraz apetito de poder de unos cuantos grupos que, cada vez que se tiene que elegir a un mandatario, se presentan así mismos como un solución a los padecimientos que engendran ellos mismos para toda una ciudadanía que, cada vez que se celebran elecciones, los ciudadanos, vuelven a caer en el garlito de esos embusteros y prosigue la marcha fúnebre de esa, su aniquilación, la cual como un jinete apocalíptico, viene reduciendo a cenizas la grandeza de un país.

No es posible que se le permita a nadie engañar, mucho menos burlarse de un pueblo que es valiente, pero sosegado, y que a estás alturas ya se ha impacientado y como dice el “PEJE”: “¿a ver quién se encarga de amarrar al tigre?”. Donde, el objetivo de AMLO, está en su muy segura participación como candidato y además proseguirá siendo el líder de MORENA (MOvimiento de REgeneración NAcional) que, sin consultar a nadie acordó, no el movimiento social, sino el propio AMLO, hacer una coalición con el PES (Partido Encuentro Social) y con el PT (Partido del Trabajo) y que el sistema del INE que, es quién avala la elección en México, permite que puedan contender esos grupos políticos, en esa extraña alianza partidista, sin tener una certeza, mucho menos una garantía de que, sea ésta efectiva para gobernar esté país.

Por otro lado, sabemos que, sí RICARDO ANAYA CORTÉS, se decidió a jugársela, sin el consenso de una parte de los panistas, ahora juegue dividiendo al PAN. Pues él renunció a su dirigencia nacional, para participar solo, como un militante más de ella, acción que produjo una grave fractura al interior de ese partido político que, generó la salida de muchos de esos panistas que, ante ese hecho y ver que su dirigente se auto-nombró candidato, buscaron cobijo en otra trinchera, como es el caso de MARGARITA ESTER ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO que, será la única candidato independiente que participe en esas elecciones, representando a los ciudadanos, cosa en verdad extraña, para una panista que, ya fue la primera dama del país.

No podemos soslayar la salida del PAN del aún senador por ese partido, JAVIER LOZANO ALARCÓN quién, sin ton ni son, se fue con los de enfrente, o sea con el PRI, causando con esa acción un éxodo de militantes panistas que, también se refugiaron en diversos partidos políticos, para permanecer en el activo del presupuesto gubernamental, por aquello de que, no te entumas, donde, todavía para hacerla más cardiaca, se aliaron los panistas que apoyan al queretano ANAYA, con el PRD (Partido de la Revolución Democrática), un partido de izquierda y con el PMC (Partido Movimiento Ciudadano), mejor conocido como “movimiento naranja”…¡que falsedad!, pero así las cosas en México.

Mientras que el PRI, como siempre, se mantuvo con su clásica alianza con el PVEM (Partido Verde Ecologista de México) y el PANAL (Partido Nueva Alianza) quienes apoyan desde siempre a quién los priístas designen. En esté caso a: JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA, quién es digno representante del sistema de –otra vez, de siempre- y a quienes muchos mexicanos, ya le vienen “tanteando el agua a lo camotes” ante la temible situación que se cierne sobre el país y que, ¿tal vez? prefieran que, “más vale malo conocido, que bueno por conocer”, por que una gran parte del pueblo, ya está hasta el hartazgo de lo mismo, y a cometarios de ciudadanos, enterados de la situación y la fragilidad que se vive en el país, lo que menos quieren es: experimentar con un partido de izquierda.

Pues, con la alarmante Ley de Seguridad Interior que, ya sé está dando en varias partes del país, ya no sé sabe para donde van ha apuntar las bayonetas y ese pueblo, al que se refieren como el “tigre amarrado” o “dormido”, una vez que se consuma ese proceso eleccionario, ¿podría seguir “dormido” o “amarrado”?, gane la Presidencia quién la gane, por que él mexicano es así, ¿bueno?, la mayoría, pues imaginen que ¿sucedería?, sí ocurriera lo que hace 50 años con la matanza fraticida ocurrida en la noche de Tlatelolco…y al parecer, sí es que se tienen los “tamaños”: ¿Podrían los mexicanos enfrentar una represión armada del gobierno, en contra de una del pueblo con machetes?, es mala, muy mala esa comparación, pues algunos aún recordamos lo que aconteció en aquel 2 de Octubre de 1968

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here