Cuitláhuac: ¿qué le debes a Ramos Alor?

Por Iván Calderón

Según portales de transparencia y reportes de prensa, el Secretario de Salud de Veracruz Roberto Ramos Alor mantuvo en el año pasado un salario mensual de más de $90 mil pesos, eso sin contar el pago de otras prestaciones, dietas, viáticos y su respectivo aguinaldo.

Y mientras este señor gozaba de unas excelentes fiestas decembrinas, ganando más que el propio gobernador, y repartiendo regalos entre sus amorosos “sobrinos”, los enfermos con cáncer sufrieron desde el segundo trimestre del 2019 de la falta de medicamentos para esta funesta enfermedad.

¡Qué poca madre!

Fue precisamente en los meses de Septiembre y Octubre del año pasado, cuando los familiares de los pacientes no aguantaron más y salieron a las calles a protestar, y en este momento, desfachatadamente desde el Gobierno del Estado se acusó de una “campaña negra” orquestada por sus enemigos.

En esos momentos, los familiares de niños y jóvenes de cáncer protestaron afuera de la Torre Pediátrica en el Puerto, por el desabasto de medicamentos oncológicos y otros insumos para tratar a sus familiares.

“Cuitláhuac no te hagas ciego, las quimios son urgentes”, “cumple con tu palabra” “medicamentos para quimios”, expusieron en cartulinas blancas los manifestantes afuera del nosocomio.

En esas fechas, se imputó de todo, hasta de falta de medicinas a nivel federal, sin embargo fue la misma “Cofepris” la que rechazó que exista el desabasto, y sólo se limitaron a recurrir a asociaciones civiles y en ofrecer otras promesas que tampoco fueron realidad.

Ya en este año, nuevamente se volvió a poner en entre dicho la falta de palabra de la administración morenista y fueron familiares de pacientes tanto de Veracruz como del Centro de Cancerología de Xalapa, los que en estos días salieron a protestar; otra vez por la falta de medicamentos como Vincristina, Doxorrubicina, Citarabicina, Actinomicina.

Vaya, tan grande es el asunto que no hay soluciones salinas, catéteres y ni agujas.

¡¿Qué diablos les pasa?!

Lo más triste es que en estas protestas se dio a conocer que más de 100 niños presentan ya diversos problemas por la escasez de sus medicinas, que ocho menores de edad han fallecido ante la falta de quimioterapias y medicinas y que en el sector salud ningún médico especialista, directivo médico o servidor público les da explicación alguna.

Lo peor del caso es que la administración estatal, a través del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, se aceptó que desde hace seis meses estaban enterados sobre el desabasto de medicamentos oncológicos en el país, y aun así no previeron que la situación se agravaría, comprometiéndose en una reunión, sin Ramos Alor, a tener una pequeña cantidad de dosis de medicamentos para quimioterapias hasta el próximo viernes.

Bola de inútiles, no hay más.

Caray, ¿Qué es lo que le sabe o que le debe Cuitláhuac García Jiménez al Secretario de Salud que lo mantiene a costa de lo que sea en el cargo?

Roberto Ramos Alor, más que resultados le ha traído problemas. Y aun así, en una ridícula necedad lo mantienen en esa posición.

@IvanKalderon