Altamira, Tam. – En el marco del Día del Niño la Primera Oficialía del Registro Civil de Altamira acudió al Cedes con la finalidad de dar identidad a 23 menores de edad que se encuentran dentro del lugar, pues sus madres están recluidas en el Centro de Ejecución y Sanciones cumpliendo una condena.
 Verónica González Juárez expuso que se trata de 15 bebés y ocho más considerados extemporáneos, pues ya tenían los cinco años cumplidos.
«Hubo contacto con las trabajadoras sociales del CEDES  de Altamira y se acordó acudir a registrar a estos menores» explicó 
Explico qué son los padres de estos menores los que se encuentran recluidos en este centro de readaptación mientras que los bebés viven afuera con sus madres. 
La oficial de Registro Civil señaló que independientemente de la razón por la cual sus padres estén privados de la libertad, tienen derecho a ver a sus hijos y solamente hasta que estuvieran registrados podían llevarlos.