EL HIGO, Ver. – El pasado domingo 29 de Septiembre del año en curso, en el marco de la celebración con la que la Iglesia Católica honra a San Miguel Arcángel, autoridades municipales encabezadas por la alcaldesa Juana María Martínez Guerrero, llevaron a cabo el ritual de la primera ofrenda que se ofrece a los muertos, en vísperas de la fiesta grande de la Huasteca y especialmente de este municipio.
Las familias higuenses se reunieron en la explanada de la Presidencia Municipal, donde previamente fueron concentrados los elementos necesarios para esa importante ceremonia, arribando a dicho lugar los maestros consejeros espirituales Teódulo Rocha Ruiz y Manuel Hernandez Zavala,
acompañados del promotor de la cultura Tének en este municipio, Gerardo Resendíz Jaramillo
En primer término, el Gran maestro Teódulo se presento ante la imagen de San Miguel Arcángel para que intercediera ante Dios Todopoderoso a fin de que le otorgue el permiso divino a la almas y que éstas puedan venir a disfrutar de esta primera ofrenda.
Acto seguido, los consejeros espirituales se dirigieron hacia el altar, consistente en un arco cruzado elaborado a base de varas de primavera y forrado de estribillo, adornado simbólicamente con flor de muerto. Cada parte de dicho arco representa los cuatro portales del universo, espacio por donde, según marca nuestra tradición, deben bajar las almas de aquellas personas que se adelantaron en el viaje de la vida y que fallecieron a consecuencia de causas provocadas por la tierra, el aire, el agua y el fuego, que son los cuatro elementos de la madre Naturaleza.
Posteriormente, los consejeros espirituales realizaron el emborrachamiento y purificación de instrumentos, parte importante de este ritual, con lo cual los instrumentos quedan listos para ser utilizados durante la festividad de los días de muertos.
Y como muestra de ello, en ese momento se dejan escuchar los primeros sones tradicionales bajo el ritmo del violín, la quinta y la jarana, interpretados por alumnos de la escuela municipal de Música Tradicional Huasteca, creada por la presente administración municipal.
El mismo día también los huastecos bajan las mascaras del tapanco para empezar a limpiarlas y pulirlas, a fin de que se encuentren listas para los días de la mágica celebración, en honor a quienes han partido de este mundo.
Enseguida, los maestros espirituales ofrecieron los alimentos y bebidas a las almas que se les concede el permiso divino para venir a disfrutar de esta primera ofrenda, la cual ha sido preparada por los representantes de las diferentes parrandas, consistentes en tamales, cuiches, tradicional pan de muerto, atole de piña y de jobito y frutas de temporada.
Una vez que la ofrenda se ha ofrecido, la jefa de la Comuna hIguense, Juana María Martínez Guerrero indicó a los asistentes que llegó el momento de degustar los sagrados alimentos, siendo entonces cuando según la tradición, concurre la primer cita entre vivos y muertos, mezclándose la alegría y a la vez, el sentimiento de saber que algún familiar o amigo se hace presente en alma para convivir con los suyos en este plano terrenal.
Luego, todos los asistentes al ritmo del violín, la quinta y la jarana de los diferentes tríos presentes, que amenizan la noche con los tradicionales sones de día de muertos, formando largas filas frente al altar para dar inicio al primer ensayo general, lo cual marca la pauta
al saber que prácticamente, nos encontramos a tan solo un mes de que lleguen los días grandes de la festividad de mayor arraigo en esta región de las Huastecas, especialmente en El Higo, donde El Gobierno Municipal dispone de recursos económicos, materiales y humanos,
para rescatar y a la vez, preservar esta importante tradición de la Primera Ofrenda.
Entrevistada al respecto, la alcaldesa declaró que impulsar esta tradición de la primera ofrenda en vísperas de los Días de Muertos, «es algo que nos llena de orgullo, porque somos uno de los municipios de la Huasteca, donde nos dedicamos a vivir esta fiesta tal como lo marca la
tradición y para ello, no escatimamos recursos; lo importante es impulsar esta festividad que nos da identidad. Agradezco a los cientos de higuenses que nos acompañaron en esta importante ceremonia.
Añadió que «aquí refrendamos una vez mas, el enorme compromiso que el Gobierno Municipal tiene con las tradiciones y la cultura nuestro querido municipio.
Es importante mencionar que esta ceremonia se lleva a cabo con total respeto, toda vez que se invoca al Creador del universo, para solicitarle, otorgue permiso a las almas del más allá, para vengan a este mundo a convivir con los vivos. Por ello, el maestro Teódulo Rocha Ruiz utilizó
un bastón de mando consagrado por el Consejo Universal de Chamanes de Catemaco, Veracruz, mientras que el también maestro Manuel Hernandez Zavala, usó otro bastón de mando consagrado por el Consejo Indígena de la Cultura Tenek de la Huasteca Potosina.
A su vez, el promotor de la cultura Tének Gerardo Resendiz Jaramillo, utilizó un caracol de mar que emite los sonidos con los cuales nuestros antepasados invocaban a sus dioses.
En esta ceremonia del Ritual de la Primera Ofrenda la alcaldesa estuvo acompañada de su hija, la señorita Karla María De la Garza Martínez; del Lic. Rigoberto Rodriguez Turrubiates, Tesorero Municipal; LAE. Dahír Amaury Cruz Torres, titular del Órgano Interno de Control; Ing. Luis Alfredo Medina Botana, Director municipal de Protección Civil; Liudael Avila Durán, Director del Sistema Dif Municipal; Profesor Pedro Pablo Harrell Marquez, Director de Actos Civicos y Culturales y la Lic. Leonor Rodriguez Franco, Secretaria del Honorable Ayuntamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here