FACTOR ENTRE DOS

Por: José Efraín Caballero Sevilla

Hasta antes de transición presidencial en el año 2018, existía una amplia pluralidad de pensamiento, que era representada entre las diversas corrientes ideológicas partidistas en la clase política mexicana.

Cada temporada nuevos partidos políticos nacían, cual hongos después de la lluvia; sin embargo, eran pocos los que llegaban para quedarse en el gusto de los electores.

La gran conquista electoral del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en estos últimos cuatro años, no dejó capital político que abonara a nuevos proyectos, dada la identificación de los ciudadanos con el trazado presidencial.

De la misma manera, no hay tregua a los partidos tradicionales, como los de la coalición Va por México –PRI, PAN, PRD-, quienes en cada elección tienden a reducir su influencia en el mapa partidista de México.

Un intento de los partidos opositores, para competir con el amplio capital electoral de Morena, fue sumarse cuantitativamente, en su coalición –Va por México-.

Ante esta operación, existe un problema de inicio, y es que está claro que la filosofía de los partidos de la coalición, de ninguna manera se asemeja entre sí.  El Partido Revolucionario Institucional, se inclina hacia una forma de gobierno nacionalista y de justicia social, siendo su ideología centro derecha según consta en sus registros.

El Partido Acción Nacional es precursor de la Derecha conservadora, la Democracia Cristiana y dentro de sus estatutos establecen que su posición ideológica es el Humanismo Cristiano. El Partido de la Revolución Democrática se identifica con la Socialdemocracia y Centro izquierda.

Esta diversidad ideológica dentro de la asociación, en ipso facto le dificulta a Va por México, la posibilidad de un crecimiento sostenido que aglutine masivamente partidarios, ya que carece de una dirección y oferta de gobierno, que logre identidad con la ciudadanía.

No han presentado un programa alternativo de desarrollo que convenza a los electores, o que logre poner sobre la mesa una agenda propia, actuando como una oposición que va por default contra cualquier proyecto emanado de la 4T.

Ante este panorama, el Partido Movimiento Ciudadano es el único que ha decidido mantenerse fuera de cualquier coalición, lo que le ha redituado en ser una tercera opción dentro del espectro partidista nacional, contando ya con dos gubernaturas al ir solo en los comicios.

Es necesaria una transformación dentro de la oposición, que promueva su propia agenda, ya que una oposición competitiva enriquecería la oferta y la calidad a la hora de gobernar, otorgando más opciones para los ciudadanos en caso de decidirse, por lo menos por un voto de castigo ante malos ejercicios en las funciones públicas.

ALCALDÍA VICTORENSE PRESENTA 23 ACCIONES PRIORITARIAS

Le he de comentar estimado lector, que la Alcaldía de Victoria presidida por Eduardo Gattás Báez continua con su paso firme en la rehabilitación de espacios urbanos e infraestructura de la capital, en la que están implementándose 23 acciones de obra pública de manera prioritaria.

Se han venido saneando múltiples vialidades, además de obras como el campo de futbol infantil Mainero FC, donde se están construyendo gradas con el objetivo de promover la convivencia familiar y social en este céntrico sector.

La transformación de la ciudad estructuralmente, así como el embellecimiento en este corto periodo administrativo resulta notable; además este miércoles ha sido presentado el proyecto ejecutivo de la segunda línea del acueducto Guadalupe Victoria, a la gerencia regional de la Comisión Municipal del Agua.

Gattás Báez se mostró confiado de obtener el aval de la CONAGUA y SEMARNAT para concretar esta obra, la más importante para Ciudad Victoria, que suministrará agua por los siguientes 25 años, la cual contará con todo el respaldo del gobernador electo de Tamaulipas Américo Villarreal Anaya, para beneficio de los capitalinos.

Querido lector tenga un feliz fin de semana.

Comentarios y sugerencias: factorentredos@hotmail.com