*A una semana de que llegó, frigorífico aún no funciona: le falta diésel y algunas adecuaciones. Cuerpos comienzan a descomponerse.

Por: María de Jesús Cortez
Tampico, Tam.- Urge que el gobierno apoye con Diésel y ponga en funcionamiento el frigorífico que hace una semana envió al hospital Carlos Canseeco para el depósito de personas fallecidas por Covid-19 pues se están acumulando los cuerpos en el anfiteatro y ello representa un serio riesgo de salud tanto por el virus que tienen como por la descomposición de cuerpos.María Concepción Romero Hernández, líder de los trabajadores de Sector Salud, sección 51, subsección 5 en el hospital Carlos Canseco, dijo en entrevista que se tienen que hacer una serie de adecuaciones para que ese frigorífico sea funcional porque es una caja muy grande y alta para que los camilleros puedan subir el cuerpo.Explicó que dada la altura en un momento dado podrían caérseles o ser maltratado el cuerpo y es lo que no quieren.»Se está buscando ponerlo en condiciones de máxima seguridad para los trabajadores camilleros, además se requiere de diésel para activarlo pero más que eso sería que haya montacargas, que lo hagan más viable para subir los cuerpos», añadió.La entrevistada agregó que ya pusieron alumbrado en la zona donde está el frigorífico porque bajan cuerpos en la noche y esa parte era muy oscura » y están buscando la manera de adecuar el montacargas para que sea más fácil pasarlos de la camilla a ese tráiler».El frigorífico, recordó que llegó hace una semana y no pueden ingresar los cuerpos lo que hace que se acumulen en áreas que han dispuesto como la de cuidados paliativos y el mismo anfiteatro.»Es inoperante trabajar con cuerpos a un lado y que los están amontonando según dicen, se están acumulando, es un hecho y no creo sea el único hospital así, creo que todos están pasando por lo mismo», aseveró Concepción Romero.Hizo ver que están en esas áreas porque no los pueden llevar con tanta facilidad a otro lugar porque están contaminados y contaminarían más áreas.Señaló que sólo por unas horas permanecen allí y los bajan por eso la gente dice que están amontonados «en el anfiteatro sólo permanecen hasta que hacen la papelería pero no puede pasar mucho tiempo porque pueden entrar en estado de descomposición, a parte que contaminan al personal porque allí trabajan más personas y a parte es incómodo trabajar con cadáveres, no es sano y por el riesgo de contagio».Por último, la líder sindical pidió a las autoridades competentes que agilicen la adecuación del frigorífico y a los alcaldes de la zona que asuman la responsabilidad en este tema y proporcionen diésel.