Para los trabajadores del magisterio adscritos al GNTE, Enrique Peña Nieto se va dejando una gran deuda a los maestros.
Fernando Garza Ruiz, secretario general. del GNTE-Tamaulipas dijo que deja una reforma que para ellos no es educativa.
A los maestros de nuevo ingreso, dijo que no les garantizó certeza en su base laboral, al no contar ellos con una contratación definitiva y por lo tanto padecer una constante incertidumbre durante más de cuatro años, «para que al final les digan: «te quedas» o «te vas».
Hizo ver que un maestro no puede desarrollar plenamente su función cuando no tiene certeza en su estancia laboral, pensando que en cualquier momento pueden quedar fuera del trabajo.
«Al día de hoy, a muchos maestros que ingresarón en este sexenio, le quedan a deber sus salarios, a algunos 4, 6, 8 ó mas meses a otros hasta 2 años. A ellos el GNTE les dice: vamos a integrar expedientes para interponer las demandas necesarias para que quien resulte responsable sea sancionado por tales atropellos», recalcó el dirigente de los docentes adscritos a ese gremio.
Por ello, consideran que Enrique Peña Nieto fue el presidente enemigo de los maestros.
«Esperamos que el nuevo gobierno de AMLO sí responda a los intereses de los maestros y a la imperiosa necesidad de fortalecer la estructura educativa nacional en todos sus ámbitos».

El presidente saliente le quedó a deber mucho a los maestros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here