• Cuic, el peor activo de MORENA

Por Iván Calderón

Sin tener un criterio propio, y sin contar con alguien que lo “bien” encamine, el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, va de fiasco en fiasco, y ante el inicio del proceso electoral a nivel federal, es el mandatario veracruzano el peor negativo que tiene MORENA con miras a las próximas elecciones.

Es decir, el Cuitláhuac, en vez de sumar, resta, y ¡resta muchísimooooo! a quienes tienen en sus planes continuar con todo lo conquistado, después del abrumador triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que si gracias al efecto “Peje”, una nueva clase política se instaló en la entidad. Ahora, gracias al efecto “Cuic”, tienen el serio riesgo de perder todo lo conquistado, pues la misma población reprueba constantemente la gestión de un mandatario que como “muñeco de trapo”, es manejado infamemente por un Secretario de Gobierno que se ha apoderado de las instituciones y se ha convertido en el peor enemigo de un mandatario gris, frágil y enclenque.

No hace falta hacerles caso a las encuestas que posicionan a García Jiménez como de lo peorcito que tiene el Movimiento de Regeneración Nacional, para nada, sólo basta preguntarle al campesino, al taxista, al obrero, al profesionista, al estudiante o a la ama de casa, sobre la opinión que les merece el nombre de Cuitláhuac García, y sin exagerar 10 de cada 10 de personas de incompetente, bruto y no decimos que más, no lo bajarán.

Incluso, esos mismos pueden hasta defender a López Obrador, pero “refrescársela” a Cuitláhuac en la misma idea.

Como nunca antes en la historia, vaya, ni en la plenitud del pinche poder de Miguel Ángel Yunes Linares, cuando presuntamente embriagaba a su jefe máximo para controlarlo todo, o cuando Gerardo Buganza tenía más presencia que Duarte, o cuando Erick Lagos manipulaba al “gordito” con bellas damas, al grado que terminó enamorándose de una de la zona Piñera, o en las intentonas de Reynaldo Escobar de querer ser “más”, se había visto que un Gobernador caminara al ritmo que le imprimen sus empleados.

¡Nunca!

En estos momentos, si al soberbio Eric Cisneros se le ocurre pintar una barda, va García Jiménez y lo hace, si Cisneros quiere chapear, va Cuitláhuac y lo hace.

Caray, ¿acaso tenemos de Gobernante a un simple replicador de las conductas de su Secretario y del propio López Obrador? ¿Tenemos a un Mandatario sin iniciativa propia, que aún no se da cuenta que tiene el más alto honor de gobernar a más de 8 millones de Veracruzanos?

¡Brutal!

Lo peor del caso, es que, así como el propio Jefe de Estado replica lo hecho por el funesto Bola Ocho, también van los Secretarios y Coordinadores a igualarlo.

¿Los tendrán “embrujaos”? Quién sabe.

Pero, en fin, sigan chapeando, que ni el manto protector de Santo López Obrador los podrá ayudar a sacar una elección que en estos momentos sería de mero trámite, con candidatos bien definidos en alcaldías, diputaciones locales y federales.

No obstante, ni tampoco eso pueden, porque en muchos casos, no se ponen de acuerdo, por la falta de un Gobernante que le falta carácter y eso que vienen en las cajas de “El Calvario”.

Huevos, muchos huevos, para tomar su papel de Ejecutivo Estatal, y no estar bajo las enaguas un número 2, que (como dicen los jarochos) parece que lo trae “bajeado”.

Veremos qué es lo que pasa.

@IvanKalderon