Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

Los nuevos concesionarios del mercado Manuel Ávila Camacho de Tampico no han abierto sus locales,  cuando se dijo que estos comerciantes le darían vida al centro de abastos, ni siquiera los ex funcionarios que se apoderaron de los mejores espacios, y turísticamente no hay buenos resultados para los locatarios, los pocos comerciantes que están sobreviviendo están en números rojos, ya que las ventas cayeron y las deudas que arrastran no permiten invertir, los oferentes solicitan que se reactive el mercadito con eventos culturales, como ya se estaba haciendo pero se han suspendido.

Víctor Manuel Torres Salas locatario del mercado Ávila Camacho señalo «comercialmente hablando no se ve nada que mejore, sinceramente estamos igual que el año pasado, la situación económica sigue siendo la misma para la gente, no hay trabajo, no hay buenos sueldos, están en una situación muy crítica, no vienen a comprar no vendemos, turísticamente a nosotros como comerciantes que estamos acá adentro no nos beneficia en nada, solamente a los que venden comida si, pero por ejemplo la carnicería un turista no viene a comprar, de los nuevos comerciantes hasta ahorita no hay nada, vinieron pero no se ve que hayan abierto algún local, no se ve que tengan ganas de abrir un local».

Torres Salas expuso «desafortunadamente no hay repunte en nada si acaso en diciembre fue muy poquito, pero empezando enero volvimos a lo mismo, a batallar porque sinceramente no viene gente al mercado, vendrá gente a pasear afuera pero aquí al mercado no muy poca gente, dijeron que iba a venir gente nueva a instalarse, pero yo no he visto nada, vinieron anduvieron viendo los locales,  pero hasta ahí nada mas, pero que haya venido abrir nuevos negocios no».

al hablar de los problemas económicos que arrastran el comerciante comento «las ventas se cayeron y de por si que no nos pase algún desperfecto en el negocio porque con eso ya  nos ponemos a temblar, porque sinceramente no hay recursos para solucionar, y tienes que empezarle a meter mano a lo que traes de venta y al rato ya no puedes pagar a los proveedores,  a parte hay que pagar luz, agua, teléfono, y como la situación no mejora estamos batallando, sinceramente es duro sobrevivir, más que nada tenemos que estarlo capoteando y  medirle el agua a los camotes para no hundirse, porque estamos punto de irnos para abajo, todos los negocios que estamos aquí en el mercado».

Gráfico1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here