* Debate: Todos contra López Obrador

* Anaya, único ganador

* Meade, Margarita y El Bronco, descarados

* Próximo debate debe tener nuevas reglas

Por: Isaac MOLINA ZAPATA

Aunque muchos mexicanos temían que el tan publicitado Debate Presidencial se convirtiera en una arena de lucha libre con una competencia desigual de todos los participantes contra uno solo, no se daría por respeto a los televidentes y más aun apelando a la inteligencia del ciudadano, sucedió y en forma ridícula.

Más que debate el de anoche más bien era una batalla campal pero con la diferencia de que los aspirantes presidenciales se unieron “para echarle montón” a uno en especial.

Así es amigos, a pesar de que también muchos mexicanos pensábamos que habría cordura tanto en los candidatos como en los organizadores del ejercicio “democrático”; importó más tratar de desprestigiar, calumniar y vapulear con andanadas de ataques a Andrés Manuel López Obrador, que aprovechar el espacio para ofrecer a la ciudadanía propuestas reales y acciones de beneficio colectivo.

José Antonio Meade, Margarita Zavala y El Bronco, ocuparon la mayor parte de su tiempo buscando afanosamente la forma de hacer quedar mal a AMLO, lo que lamentablemente para ellos no pudieron lograr, es más a Margarita se le vio en ocasiones riéndose de los ataques de que era objeto El Peje.

En una de las rondas el primero en quitarse la máscara fue El Bronco cuando dijo que por las cosas que decía AMLO había que cuestionarlo. De ahí en adelante se la pasó criticando al candidato de Morena, la mayor parte de las veces sin fundamento.

Lo único que llamó la atención fue cuando dijo que una de sus propuestas sería implantar que les mochen la mano a los ladrones.

En otra de las rondas José Antonio Meade escuchaba una pregunta sobre la corrupción, pero cuando le preguntaron por qué no evitó la corrupción cuando fue secretario de Hacienda y secretario de Desarrollo Social se quedó callado, enmudeció espantado por el cuestionamiento.

Lo mismo le sucedió cuando AMLO tocó el tema del fraude de la empresa internacional Odebrecht, en donde altos funcionarios mexicanos están involucrados en los sobornos que dio la empresa y en donde cinco millones de dólares fueron a parar a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Algo triste fue que Margarita Zavala se la pasó defendiendo a su esposo y atacando a AMLO. No supo contestar cómo le haría para frenar la corrupción en caso de ganar la presidencia.

Por su parte López Obrador denunció que los políticos corruptos se roban 500,000 millones de pesos del presupuesto al año, y lo único que ha hecho Peña Nieto al respecto es decir que la corrupción es una costumbre del mexicano.

Insistió en su lema de que no puede haber gobierno rico y pueblo pobre, por lo que de ganar no permitirá corrupción e impunidad en su gobierno.

Les dijo a los candidatos lo que todos los que vimos el debate nos dimos cuenta, parecía que todos se pusieron de acuerdo en contra de él.

También señaló que si ya le hubieran comprobado algún acto de corrupción ya lo hubieran destruido los de la mafia del poder. Finalmente mostró la última encuesta, que lo ubica con 48%, muy por arriba de Meade, quien no ha podido rebasar ni el 20 por ciento de las preferencias del electorado.

Por su parte Ricardo Anaya, que también fue atacado por los otros tres, destacó que una de sus propuestas es reformar el artículo 108 para que el presidente en funciones pueda ser procesado y en su caso condenado de llegar a comprobársele algún delito.

Además, dijo que para eliminar la corrupción propondrá eliminar el uso de efectivo en las transacciones del gobierno. Así como también imponer cárcel a funcionarios corruptos y nunca más permitirles trabajar en el servicio público.

Anaya demostró con pruebas en mano que las acusaciones de que ha sido objeto por parte del gobierno federal y la PGR no procedieron.

Lo anterior fue para su servidor de lo más destacado, pues no se puede tomar muy en serio un programa de este tipo cuando pareciera que todos los participantes se ponen de acuerdo para atacar a uno. Si se trata de una estrategia del gobierno o de algún grupo de poder, simplemente no les funcionó.

Por ello, si se trata de opinar quién ganó el debate, el que salió mejor librado fue Ricardo Anaya, aunque claro está que AMLO tuvo que defenderse prácticamente todo el programa, por lo que no le dio tiempo de destacar. Y sí tuvo una mancha, no dijo por qué dará amnistía a los delincuentes.

Por último, comentar que sería mejor que cambien el formato y en el próximo debate se eviten ataques masivos pues va a pasar lo mismo, todos contra AMLO.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here