*** Traidores del 1 de julio… a escena el 1 de octubre

*** Se agandalla el PRD: 1,000 votos por dos regidurías

*** Amenazan con ser “una piedra en el zapato” en Tampico

*** Sánchez Neri y hermana de Cuitláhuac, serán regidores a pesar de entregarle ínfimos votos a la coalición PAN-PRD-MC

Por: Isaac MOLINA ZAPATA

A menos de un mes de que inicien los nuevos gobiernos municipales en Tamaulipas, vale la pena comentar el caso de Tampico, ya que el PRD tendrá a dos regidurías en ese cabildo, sin merecer ni una sola. Y para colmo, serán los vividores y mercenarios de siempre quienes impusieron a esos dos ediles. Uno de ellos es la hermana de Cuitláhuac Ortega Maldonado, impuesta por el ex diputado perredista; y el otro, el “profesor” Alberto Sánchez Neri, dirigente que llevó a su partido a perder el registro.

Y decimos sin merecer porque lejos de trabajar para la alianza PAN-PRD-MC, como se suponía tenía que ser; por “abajo del agua”, como se dice, dieron su raquítica cantidad de votos a Morena, lo que a la postre no le resultó ya que el candidato de la coalición “Por Tamaulipas al Frente” ganó en Tampico.

Y la mejor prueba de lo anterior es la cantidad de votos que sacó el partido del sol azteca en el puerto, ahí están las evidencias, en las actas entregadas al IETAM el día de la elección. De los 56,637 sufragios que obtuvo el abanderado ganador, el PRD Tampico sólo aportó 1,236 (dato que aparece en la página web del IETAM), una ínfima cantidad, distante de los casi tres mil que en ocasiones obtenía ese instituto político, y de los más de 10,000 que en la época de Ortiz Rosales acostumbraba a obtener.

El PAN porteño sacó 53,018 votos, es decir él solo sin alianza habría derrotado al PRI, que obtuvo 47,458 sufragios.

Por ello, el próximo alcalde debe tomar muy en cuenta estos datos, ya que como es su costumbre, el PRD va a pretender a la fuerza, que le den posiciones dentro del gobierno municipal, algo que definitivamente no merecen, por lo que se espera mano dura en ese aspecto por parte del presidente electo, y dar espacios a los panistas, que fueron los que trabajaron para darle el triunfo a su partido en Tampico.

Ese grupúsculo que continúa al frente en el PRD y que le ha costado que cada día tenga menos adeptos, no sólo sigue aferrado al poder, sino, con total falta de ética han manifestado su apoyo a Morena y a René Bejarano, por lo que todo hace suponer morderán la mano de quien los llevó a obtener esas dos regidurías, es decir amenazan con cuestionar y desestabilizar el cabildo a partir del 1 de octubre.

Pero solo los militantes del PRD podrán salvar a ese partido de las cenizas, dándole su merecido a esa pútrida secta que ostenta el poder encabezada por Jorge Valdez, Cuitláhuac Ortega y Alberto Sánchez Neri.

Por otra parte, se dice que en los archivos de la PGJ existe una denuncia pendiente contra Jorge Valdez, por la artera agresión a Fernando Martínez Rodríguez, “La Mayra”, por lo que de ser cierto, es momento de hacerle justicia a ese ciudadano de Nuevo Laredo y vincular a proceso al agresor Jorge Valdez Vargas.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here